Menú Portada
Atando cabos

Jesús Oreja y Jaime Eguiguren

Abril 27, 2011

Ambos en el ojo del huracán cada vez que la política antiterrorista se sitúa en el primer plano. Ambos objeto de las más despiadadas críticas e insultos por parte de unos y de otros. Ambos vascos. Ambos amenazados desde hace tiempo. Ambos dirigentes de sus respectivos partidos. Y ambos oráculos en la fontanería más profunda de la estrategia política contra ETA.

Jesús Eguiguren y Jaime Mayor Oreja. “Jesús Oreja y Jaime Eguiguren”. Las semejanzas bien podrían originar el anecdótico ejercicio de cambiarle el nombre de pila. Pero estamos hablando nada menos que del Presidente del Partido Socialista en el País Vasco y del portavoz del PP en el Parlamento europeo. No es cierto que no tengan predicamento en sus respectivos “cuarteles generales”. No es cierto que no sean escuchados, muy escuchados, por los máximos dirigentes de sus formaciones políticas. Hace poco lo hacía públicamente el propio José Luis Rodríguez Zapatero dijo que “siempre defenderá a personas como Jesús, que han luchado por la Paz. También Mariano Rajoy ha señalado en más de una ocasión que “siempre escucha con atención a personas como Jaime Mayor cuando hablan de la lucha contra ETA”

Los usan y los tiran, y luego los vuelven a recoger

Ahí están siempre. Luego, cuando no interesan, los esconden. Dicen que no son los que establecen la política antiterrorista de cada partido. Los usan y los tiran, y luego los vuelven a recoger, aunque nunca dejan de tener esa posición de privilegio cuando la cosa va en serio. Jesús Eguiguren como enviado especial del Gobierno para negociar con ETA. Jaime Mayor como ministro del Interior en los gobiernos del PP.

No suelen tener pelos en la lengua. Y por eso mismo torpedean, de vez en cuando, la línea de flotación de PSOE y PP. Muchos los sitúan en ambos extremos de ambas formaciones. No entienden, desde un lado, como Jesús Eguiguren confiesa ser amigo de los amigos de ETA y partidario de romper el pacto de gobierno entre PSE y PP en el País Vasco. Otros muchos tampoco entienden las salidas de pata de banco de Jaime Mayor Oreja cuando argumenta que el proyecto del fin negociado de la violencia de ETA es compartido por el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Pero lo curioso es que los dos, Eguiguren y Oreja, con visiones completamente diferentes, suelen adivinar o advertir por donde anda el juego. Eguiguren diciendo y avisando que desde hace tiempo en Batasuna “se está moviendo algo en serio”. Advirtiendo de comunicados, de ruptura de Batasuna con ETA y de treguas definitivas. Luego estará equivocado, o muy equivocado. Pero sus palabras y consejos son escuchados. Y Mayor Oreja cuando advirtió que era una tregua trampa, y lo fue. Cuando avisó del fraude de ANV, y lo fue. Cuando se mostró contrario en la ultima negociación del Gobierno con ETA, y terminó siendo un fiasco.

Son dos visiones. Dos maneras de entender la lucha contra ETA. La vía de la negociación. El pensar que la forma de llegar al “fin de la violencia” es negociando con ETA. Y la vía de la derrota policial y judicial de los terroristas. Dos proyectos bien diferentes. Unos compartirán uno. Otros muchos serán partidarios del otro. Pero lo que no tiene sentido, lo que no es de recibo es utilizar como “espantajos” a Eguiguren y a Mayor, aunque luego por la puerta de atrás se convierten en santo y seña de sus respectivas formaciones.

Juan de Dios Colmenero, Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero.