Menú Portada
Mensaje en una botella

Inés, te arrimas demasiado… y lo sabes

Septiembre 30, 2015

Quieta. Como una torera que se mantiene impasible ante el roce de los pitones que amenazan con llevársela por delante. Jugándotelo todo. Sin miedo. Así te arrimas al toro del fanatismo que quiere llevarte por delante. Pero arrimarse es tu fuerte, está en tu condición humana y va impreso en tu apellido. Además, en plural, como dando a entender que vales por dos o más.

Naciste en la ciudad gaditana de Jerez de la Frontera. Y ésa es la única frontera que conoces. Las fronteras no van contigo, sobre todo si sólo sirven para empequeñecer la grandeza de un pueblo. No hay fronteras para los sueños de libertad. Ni siquiera para los que pueden tener tus adversarios, nunca enemigos. El único enemigo es el toro del fanatismo. Y tú crees que estás a tiempo de encontrar el antídoto, antes de que sea demasiado tarde.

Elegiste ser catalana y 734.909 catalanes te han elegido a ti para ser quien ponga voz a su clamor en castellano y en catalán, que para eso son las dos lenguas oficiales en Catalunya. Elegiste el catalán y el castellano porque te gustan más las copulativas que las disyuntivas. Salvo en jornada electoral, que cuesta mucho conquistar cada voto.

Estás en el centro

Tras esa timidez confesa, se adivinan fuerzas salidas de flaqueza en los días en los que negros nubarrones hicieron peligrar tu travesía. Pero has sido capaz de llegar a tierra firme. Tú sabes bien lo que es sortear  a Escila y Caribdis. Y ahora, en la tierra firme del albero, sigues quieta, arrimada a tu enemigo, sin perder la compostura. El astado no cesa en sus embestidas, pero tú no pierdes tu sitio. No hay brindis al sol en tu faena.

Miras al tendido y compruebas que hay una gran entrada porque el respetable espera de ti una de esas faenas que hacen historia. Miras a derecha e izquierda y sientes que estás en el centro, como el astro que nos calienta y que tiene el mismo color que a ti te motiva.  Miras hacia delante y nunca vuelves la vista atrás porque no quieres desvanecerte como Eurídice ante la mirada de Orfeo.

Te arrimas al toro, ahora que corren malos tiempos para la tauromaquia en Catalunya, porque sólo así saldrás por la puerta grande… y lo sabes. No piensas en la enfermería, sólo en salir a hombros, porque confías en tu valor… y lo sabes. Inés, te arrimas demasiado… y lo sabes. Pero si no lo hicieras, no habría merecido la pena llegar adonde has llegado.

Según el sondeo que publicó el CIS antes de la campaña electoral del 27-S, siete de cada diez catalanes no conocían a Inés Arrimadas. Es la primera vez que escribo su nombre completo en este artículo, pero estoy seguro de que hay pocos lectores que no sepan a quién estoy refiriéndome desde la primera línea.

Juan Diego Guerrero dirige Noticias Fin De Semana en Onda Cero

@juandiguerrero