Menú Portada
Mensaje en una botella

Indiana Jones, tras los pasos de Luis Bárcenas

Octubre 23, 2013

Si Avón llama a tu puerta, ya sabes que pueden venir a venderte una crema para mejorarte el cutis. Si un cura llama a tu puerta, ya sabes que puede venir a llevarse tus memorias USB en el caso de que tengas una memoria que merezca la pena salvar o borrar. El ladrón disfrazado de cura que entró a robar en casa de Luis Bárcenas quería llevarse a toda costa los lápices de memoria del antiguo tesorero del PP, que a estas alturas ya se ha convertido en objetivo de cazarrecompensas. Y la recompensa puede ser muy alta.

Los papeles de Bárcenas han muerto. Acaban de nacer los pen drive de Bárcenas. Era natural que la evolución tecnológica se aplicara también en el caso del hombre que dedica sus desvelos a intentar poner contra las cuerdas al partido político que le dio de comer. Y parece que no le dio mal de comer, ni cualitativa ni cuantitativamente hablando.

En una memoria externa de 8 gigas, por ejemplo, cabe tanta información como en miles de papeles. ¿Por qué afanarse en atesorar papeles cuando puedes sentarte cómodamente frente al ordenador, escribir y guardar en cuestión de segundos? Hemos caído en la trampa de los papeles, que nos perseguían como la inmensa bola que intenta acabar con la vida de Indiana Jones al comienzo de En busca del arca perdida.

Ahora no hay arca sino pen drive perdidos, que un buen cazador de tesoros estará dispuesto a encontrar. No necesita cazadora, látigo ni sombrero, aunque el vestuario y los complementos siempre son a elegir. Puede incluso vestirse de cura, aprovechando que el jueves que viene se celebra Halloween y habrá cientos de curas falsos en esas fiestas de disfraces de la noche del día 31 en las que vestirse de sacerdote es muy socorrido. ¿Será uno de esos falsos curas el cazador de tesoros que irá En busca del pen drive perdido?

Un juego de niños

Varios testimonios filtrados desde la prisión confirman Bárcenas se mueve en la cárcel como pez en el agua porque no le falta don de gentes y don dinero, ese poderoso caballero que lo puede todo a veces. Otras veces no es todo cuestión de dinero, pero esas otras veces posiblemente lleguen fuera del trullo y eso facilita las cosas.

A Indi no le temblaría el pulso a la hora de ir tras los lápices de memoria perdidos porque Indi siempre busca hacer justicia y, de paso, restablecer el equilibrio natural de las cosas. Pero en el caso Bárcenas hay muchas dudas sobre dónde está la justicia y dónde puede encontrarse el punto exacto que permita restablecer el equilibrio. ¿Está todo en los pen drive de Bárcenas? ¿No hay nada que buscar en algún otro escondite?

Son preguntas que tienen difícil respuesta porque esos pequeños dispositivos, capaces de almacenar tanta <strong style=”mso-bidi-font-weight: normal”>información, todavía tienen mucho juego que dar. Ya lo verán. Los pen drive pueden hacer que los papeles sean un juego de niños, un aperitivo del gran banquete que está por llegar. ¿Quedarán a buen recaudo los lápices USB o “se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia”? Tal vez sea suficiente con asegurarse de que no acaben como el arca perdida de Indiana Jones. Cualquiera los encuentra en ese almacén.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero