Menú Portada
¡Qué fuerte!

Iglesias, el defensor de las libertades

Marzo 4, 2016
tuit iglesias

Tenemos la suerte, desde hace ya muchos años, de que en España se puede pensar y actuar libremente y, por pensar diferente o contrario a la mayoría, nadie va a la cárcel. Eso sólo pasaba antes. Muchos de nosotros no lo hemos visto, no lo hemos vivido, por eso queda en la historia, esa historia que muchos se empeñan en seguir desempolvando y que lo único que produce es alergia a los que ya tenemos una edad y a pesar de eso sólo hemos conocido la democracia. Para los que sí lo vivieron, aquello queda demasiado lejos ya y no les merece la pena revivir lo que ambos hicieron, unos primero y otros después, porque todo el mundo tiene muertos. Todo forma ya parte de la historia así que dejémoslo en las páginas de los libros que es donde tiene que estar.

Lo que no está tan lejos y sí hemos vivido ha sido el terrorismo en nuestro país y hasta hace bien poco. Los catalanes independentistas han dado una buena lección a los vascos con la misma ideología en cuanto a lucha se refiere en este sentido. A pesar de no estar de acuerdo, los catalanes han llegado más lejos en su intento de independencia con la política como arma que con las ídem que usaron los de ETA.

Los que defiende Pablo Iglesias

ETA también pertenece ya a la parte más negra de la historia de nuestro país lo que pasa es que todavía quedan vivos, -unos encarcelados y otros disfrutando de la libertad-, muchos de aquellos que empuñaron sus armas y sus bombas para asesinar a inocentes con el fin de conseguir la independencia. Pues a estos tipos defiende ahora Pablo Iglesias. Tanto sufrimiento y tantas víctimas para que ahora venga un tipo a defender a un etarra condenado por pertenencia a banda armada y lo trate como preso político, como si hubiera estado en la cárcel por pensar de una u otra manera. Es indignante. Es repugnante. Todavía no entiendo cómo tantos millones de españoles han podido votar a un personaje de este calibre sabiendo sus ideas. Y más repugnante aún me parece que este tipo esté sentado en el Congreso de los Diputados  exigiendo ser vicepresidente de un país llamado España al que él mismo quiere fragmentar y destruir con referéndums para destrozarlo. Es un insulto a esta España que tanto ha sufrido con ETA y sus asesinatos. Es un insulto a esta España que quiere permanecer unida en tiempos de expansión y globalización para ser más fuertes ante una Europa también unida. Pues atención, porque Pablo Iglesias ya está dentro y ya ha dejado claro que ha venido para luchar por la desintegración de España y para defender a los etarras que tanto daño hicieron en este país, entre otras cosas. Enhorabuena y gracias a sus votantes por esta basura política.

Rosana Güiza

rosana@rosanaguiza.com