Menú Portada
¡Qué fuerte!

Hay un programa en la tele…

Marzo 26, 2013

Confieso que nunca, jamás, he visto un programa de Hermano Mayor. No hace mucho vi una promo en televisión sobre el y me llamó bastante la atención. Bueno, más bien me repugnó lo que vi. Justo, varios días después, alguien sacaba el tema en una conversación, y casi todos coincidían en lo mismo; es un programa repugnante y, lo peor de todo, preparado. Para el que no sepa de qué hablo, se trata de un programa en el que se muestra el comportamiento de unos jóvenes adolescentes y el maltrato hacia sus padres. El objetivo es conseguir que esos jóvenes dejen de actuar así y se conviertan en niños buenos. Para ello, el programa cuenta con la presencia de una persona, un hombre que supuestamente, según dice él mismo, fue así de violento, se reformó y ahora quiere ayudar a los que tienen los mismos problemas que él. Para poder hablar sobre esto me he visto varios programas y, la verdad, he sufrido bastante, me he sentido mal, me ha ofendido, me ha violentado y no me ha gustado. He visto a un joven escupiendo a su madre, pegando puñetazos al estómago de su padre, rompiendo una puerta a patadas, empujones, tortas y un sin fin de violencia física contra padres que jamás pensé que podía existir. Pero esto no es todo; además de todo el maltrato físico, el verbal supera cualquier cosa que nos podamos imaginar. Es humillante escuchar las barbaridades que salen de las bocas de estos adolescentes hacia sus padres que, impotentes, como muñecos, no saben qué hacer ni cómo reaccionar.

Programa preparado o no

Visto y oído todo, y escuchando algunas opiniones, todavía no sé qué creer. No sé si este programa está preparado o no pero, si lo que emiten es verdad, me parece la barbaridad más grande jamás vista. No entiendo como no se ha montado un escándalo por este programa, no entiendo como la justicia no ha metido mano aquí para poner en su sitio a estos delincuentes sinvergüenzas que pegan, maltratan, insultan, humillan y…. no hay palabras para describir lo que esos mal nacidos les hacen a sus padres. De ahe que todo, absolutamente todo lo que se emite sea verdad. Algo veo de mentira, de pose, de morbo; escenas brutales, miradas a cámara, peleas que parecen escenas. En fin, que, o yo me estoy haciendo mayor y soy una antigua y me escandalizo por cualquier cosa o esto está preparado porque no puede ser verdad tanta violencia concentrada en un niñato. Es cierto que hay casos, muchos casos de adolescentes parecidos, de hecho alguno conozco, pero no llevados a esos extremos. Incluso me consta que hay quién, viéndolo, se viene arriba y aplaude dicho comportamiento. No sé hasta que punto puede hacer bien a este tipo de adolescentes macarras, tampoco sé si sirven de ejemplo para bien o para mal. Sólo sé que no he sido capaz de ver un programa entero, sólo trozos, escenas concretas y lo he tenido que quitar por desazón, rabia, impotencia y, como decía al principio, repugnancia.

Rosana Güiza Alcaide