Menú Portada
No me moverán

Hasta septiembre con esperanza

Julio 30, 2013

Cerramos con este artículo de “No me moverán” el curso 2012/2013 y volveremos después de agosto. Así que: ¡Hasta septiembre! La diferencia entre esta despedida y las de los años anteriores próximos es que esta vez lo hacemos con esperanza en la economía.

Cerramos el mes de julio con buenas cifras. La EPA ha dado un respiro, incluso si se miran los datos de manera desestacionalizada se ha creado trabajo. Dicho de otra manera: no es sólo un dato coyuntural. La creación de puestos de trabajo ha sido buena en el segundo trimestre del año. Lo mismo pasa con la evolución del crecimiento del PIB. Seguramente será cerca de cero en ese trimestre, un indicio de cambio de tendencia después de varios trimestres negativos. La exportación crece y el turismo alcanza cifras record. La Prima de riesgo, ese pariente extraño que no nos abandona desde 2007, se modera por debajo de los 300.

Moderar el optimismo

Hacía tiempo que el consenso de los economistas no era tan optimista. Tanto tiempo que una mayoría de ellos se han vuelto extremadamente prudentes y en algún caso excépticos. Sus previsiones de recuperación se alargan hasta 2014 o más. Sobre todo si pertenecen a los departamentos e estudios de organismos internacionales. La lejanía les da perspectivas, pero también los aleja de la realidad cotidiana.

El FMI y la OCDE siguen siendo pesimistas respecto a la evolución de la economía española. Su opinión se basa en datos, un poco atrasados y macros. Los economistas que viven en España perciben el aroma de recuperación latente en las microdecisiones de empresarios y trabajadores. Sabe que somos una Nación ciclotímica y extrema en todo, en economía también. El día que nos da por crecer nadie nos para ¿Quién tiene razón?

Septiembre/octubre son la clave

A pesar de que los cálculos desestacionados de crecimiento son positivos, lo son débilmente. El ministro De Guindos ha acuñado la frase: la economía española ahora es una planta de invernadero. Quizás para huir de los célebres “brotes verdes” de la exministra Salgado. Cómo se ve las analogías agrícolas son bastante utilizadas para describir la economía española.  

¿Cuándo sabremos si la planta de invernadero está en fase de crecimiento sin peligro? Los primeros datos serán en agosto y se confirmarán a lo largo del otoño. Septiembre y, sobre todo, octubre darán la pauta. Si el aumento de parados sube menos que otros años (menos de l00.000 el mes de octubre) entonces puede decirse que la recuperación está en marcha. En caso contrario el resultado de la EPA conocidos la semana pasada habrían sido un espejismo.

Así que a examinarse en septiembre octubre, como antes los malos estudiantes, cuando la clase media se iba tres meses de vacaciones al campo con los hijos dejando al marido de Rodríguez en la ciudad. Lo único es que, en este caso, muchos se van a quedar en casa víctimas de la crisis. Esperemos que el año que viene mejore su situación si otoño da buenas noticias como parecen indicar los datos ¡Hasta septiembre con esperanzas!

 J. R. Pin Arboledas, Profesor del IESE, Director del Executive MBA, Madrid