Menú Portada
¡Qué fuerte!

Hartazgo de corrupción

Febrero 26, 2016
operacion punica

Estos días los juzgados están a pleno rendimiento. Con tantos casos de corrupción juzgándose a la vez y todos los medios de comunicación al pie de la noticia, es imposible no pararse a pensar y reflexionar sobre en qué tipo de país vivimos. Sin duda, en un país lleno de gente honrada pero, con la terrible desgracia de que, quienes llegan al poder, han resultado ser unos sinvergüenzas y estafadores de cuidado.

Cada día es mayor la decepción y la impotencia. Estamos cansados de ver salir en la televisión a políticos afirmando que son inocentes y luego verlos entre rejas, como al ex secretario general del PP de Madrid, el señor Granados. Ayer hacía lo mismo la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá. Esperemos que no ocurra lo mismo que con el de Madrid, aunque según pintan las informaciones, me temo que todo quedará en sacar pecho y luego, a la trena, como ya están sus más allegados colaboradores.

Castigo electoral

¿Cuántos casos de corrupción hay ahora mismo abiertos en España? Los ERE de Andalucía, los Pujol y el 3% en Cataluña, Gürtel, Bárcenas, Pokemon, Púnica, Noos… Un millar de políticos con causas judiciales pendientes que refleja la peor lacra de nuestro país. Si se rascara un poco más a fondo, saldrían ronchas hasta en los ayuntamientos más recónditos. Los políticos no han entendido que su labor es trabajar por y para los ciudadanos y no en beneficio propio, que es lo que están haciendo los del PP de Valencia, de Madrid, los del PSOE de Andalucía, etc. Parece ser que chupar del bote es el principal trabajo de quién llega a un puesto de poder.

Después de tantos esfuerzos que, -una vez asumida la crisis que comenzó con gobierno Socialista-, nos obligó a realizar el gobierno Popular, después de tanto sacrificio, es indignante ver cómo salen casos y casos, gente y más gente del PP camino de la imputación para ser investigados. Sí que resulta curioso como los votantes del PP en Madrid y Comunidad Valenciana castigaron a su partido en sus elecciones autonómicas y los del PSOE no lo hicieron en las elecciones andaluzas. Cualquier votante de estos partidos debería sentirse estafado y engañado y castigar en las urnas tanta codicia. PP y PSOE cavaron su propia tumba y acabaron con el bipartidismo. Los que vienen no tienen nada porque todavía no han gobernado, aunque en todos lados cuecen habas y ya hay por ahí financiaciones y cobros poco legales y amorales. Lo mejor que podía pasar era esto, que se acabaran las mayorías absolutas, a ver si así los unos controlan a los otros y se acaba con este tejemaneje de llenarse los bolsillos a costa del sacrificio de los ciudadanos honrados.

Rosana Güiza

rosana@rosanaguiza.com