Menú Portada
Otras opiniones

Guerra de vedettes

Enero 14, 2010

El Constitucional tiene la última palabra sobre si María José Nieto debe pagar 140.000 euros a la Cantudo. La batalla está en los Tribunales pero podría saltar a las calles. La madre de Sandra Palo está dispuesta a manifestarse en favor de la Nieto. ¡Tiembla Cantudo!
 
Las navidades del 2009 no pasarán a la historia como las mejores para Blanca Villa y María José Nieto. Y es que estas dos mujeres han sido condenadas por sus declaraciones sobre María José Cantudo. La sentencia de Blanca ya es firme y la Nieto todavía pleitea en el Constitucional.
 
Cuatrocientos mil euros es la cantidad que Blanca debe satisfacer a la Cantudo. No los tiene, su única propiedad es la casa donde vive con sus dos hijos. En estos días, la cantante empaca sus pertenencias y se afana en encontrar un piso de alquiler. Sabe que en nada llegarán los funcionarios del Juzgado y deberá abandonar el que ha sido su hogar. Llueve sobre mojado.
 

Sorpresas te da la vida

A los problemas en los Tribunales se unen los derivados del trabajo. La crisis hace estragos y apenas ha tenido actuaciones en el año que se fue. Tampoco es cierto lo que María José Cantudo dijo acerca de que sus hijos tenían la vida resuelta gracias a la herencia de su padre: “Mis hijos no han recibido ni un duro porque mi ex marido no tenía propiedades. Es más, ni en vida, jamás, me pagó la pensión. He sido yo quien los ha sacado adelante”.
 
Cuanto menos sorprende que quien pide veracidad en la información se dedique a propagar bulos sobre dos jóvenes que están pasando lo indecible ante la que se les viene encima. No comprenden que su madre, habiendo pedido el perdón que se le solicitó, no haya sido perdonada y todo siga igual. Por cierto, que Blanca está que trina con los que han propagado que su perdón a la Cantudo fue un paripé, con fiestón incluido, y ya ha visitado a un abogado para conocer de éste y otros asuntos.
 

Vuelta a la vida

En el otro lado de la orilla se encuentra María José Nieto, que, poco a poco, vuelve a la vida. Atrás quedaron las visitas a urgencias por las crisis de ansiedad que le asaltaban a medianoche en su cama, cuando no podía dormir pensando cómo hacer frente a los requerimientos de la Cantudo. Unos 180.000 euros sobre los que el Constitucional tiene la última palabra. El asunto ha levantado una polvareda mediática importante que a la Nieto le ha servido para darse cuenta del gran número de amigos que tiene.
 
Y es que estas navidades su teléfono no ha parado de sonar con mensajes de lo más cariñosos. Aunque, sin duda, entre todos sobresale el de la madre de Sandra Palo, quien le ha dicho que la tiene a ella y a su Asociación para lo que necesite. Hasta saldrán a la calle para manifestarse si el Constitucional falla en su contra. Tan sólo falta que María José Nieto diga sí y Madrid se llenará de pancartas en su apoyo.