Menú Portada
¡Qué fuerte!

Guerra contra el yihadismo ya

Enero 8, 2015

Vivimos en un mundo loco donde no hay respeto ni educación, donde unos quieren dominar a otros, imponer sus ideologías y hacer daño a todo lo que se mueve. Definitivamente la religión, las creencias, la adoración a un Dios que ni si quiera sabemos si existe y en el nombre del cual se ha matado a lo largo de todos los tiempos, ya sea católico, protestante, ortodoxo, musulmán, hindú o islámico, es el origen y la causa de esta sinrazón que desgraciadamente vivimos en la actualidad.

El yihadismo se afianza no sólo en Europa, sino en el mundo entero. Hemos visto como unos locos que saben muy bien lo que hacen, matan sin piedad en nombre de Alá. Pero parece que, hasta que no han entrado arrasando en un periódico a tiro limpio no nos hemos dado cuenta de que esta amenaza es real y de que hay que empezar a defenderse porque lo de antes, lo que hacen allí en su tierra, decapitando americanos o británicos o matándose entre ellos parece que no era tan importante hasta que vienen aquí, se meten en tu casa y te pegan un tiro a bocajarro. Ahora si tenemos que tomarnos esto en serio y verlo como lo que es: un ataque en toda regla del que hay que defenderse de la misma manera con la que atacan.

Imponer sus costumbres

Todo viene de lo mismo: el 11-S en Nueva York, el 11-M en Madrid… Islamistas que vienen a por Occidente para ocuparlo, dominarlo y matarlo. Quieren acabar con las libertades humanas y no tienen limite ni piedad. Siempre será la ideología y la creencia lo que enfrente al ser humano. Si el enfrentamiento sirviera para enriquecerse, para dialogar y aprender a respetar, sería hasta bueno que cada uno pensara una cosa y defendiera lo que cree. Pero está claro que las diferentes maneras de pensar y de creer no llevan mas que a esto, a una guerra por controlar e imponer una ideología y creencia fanática y extremista.

La culpa de todo esto la tenemos nosotros y nada mas que nosotros, que hemos consentido y dejado hacer en lugar de aplicar aquello de “allá donde fueres haz lo que vieres“. Jamás se nos ocurriría ir a un país musulmán y entrar en una mezquita en tirantes o pantalón corto, incluso en algunos, la mujer tiene que cubrirse con una especie de burka porque allí ellas van así. En cambio aquí han venido y no sólo no se han acoplado a nuestras costumbres sino que además han impuesto las suyas y hemos tenido que aguantar tonterías de padres quejándose por una fiesta de Navidad en el colegio o denuncias por no dejar llevar el velo islámico a sus hijas.

Ceder ha sido el principio de esta dominación que ahora viene en forma de cuatro locos dando tiros en la cabeza. Ojalá no sea tarde para reaccionar. No creo que unos pocos puedan contra el mundo entero. Solo hace falta que el mundo entero se ponga de acuerdo para luchar contra el islamismo radical. Solo hace falta que pase lo que pasó ayer en Francia, que los ciudadanos se unen y apoyan a su gobierno contra la lucha terrorista y no lo que pasó en España, que los ciudadanos se pusieron en contra del gobierno ante el atentado islamista del 11-M. Solo hace falta que no se le de voz a gentuza como ese que fue actor y que ahora es un gilipollas a la deriva que defiende a ETA y a los islamistas sólo porque, según él, occidente mata mucho mas. Solo necesitamos que el mundo se una y acabe de un soplido con estos radicales que quieren dominar el mundo bajo el yugo del terror.

Rosana Güiza