Menú Portada
¡Qué fuerte!

Grey y taconazos: mala combinación

Febrero 1, 2013

Ha vuelto a pasar, y esta vez es una mujer. Se llama Rosario Ballester y es la coordinadora en Huelva del Instituto Andaluz de la Mujer. Esta señora, en la clausura de unas Jornadas de Atención a las Víctimas de Violencia de Género organizadas por el Colegio Oficial de Médicos de Huelva, ha relacionado el best seller “50 sombras de Grey” con el maltrato a la mujer. La frase exacta ha sido la siguiente: “leer a Grey es el primer síntoma de maltrato a la mujer”. La verdad es que la frase tiene su miga porque en realidad no quiere decir nada, al menos, si lo pensamos, no se entiende; si una enfermedad se manifiesta con síntomas, deducimos que si, para ella, leer a Grey es un síntoma del maltrato, el maltrato es, por lo tanto, una enfermedad. Ahora bien. ¿De quién es el síntoma? Porque si la que lee a Grey es una mujer, entonces es la mujer la que está enferma de maltrato. ¿Y si el que lee es un hombre? Evidentemente para ella también manifiesta este síntoma de maltrato. Pero no es un síntoma cualquiera, no, es el primero, ¡el primer síntoma!. Además, si seguimos analizando y sacando conclusiones, según Rosario Ballester, todas las mujeres y hombres que hemos leído a Grey seríamos víctimas de maltrato. Así que, atención psicólogos y psiquiatras del mundo: más de 20 millones de personas en todo el mundo sufrimos maltrato.

No es más que una historia

Definitivamente a esta mujer se le ha ido la cabeza y no sabe lo que dice. La trilogía de Grey no es otra cosa que una historia de amor con sexo un poquito fuerte, que incluso ha servido para reavivar el fuego y la pasión entre algunas parejas que llevaban una monótona vida sexual. No es más que eso. Aunque para esta señora tan lúcida que ostenta un cargo público pagado por los ciudadanos sea un síntoma de maltrato. Pero aquí no queda la cosa porque además, se ha atrevido a decir que “usar taconazos también es otro síntoma de maltrato”. Mujeres del mundo, gracias a esta inteligente mujer nos acabamos de enterar que somos todas maltratadas. También le podía haber dado por decir que el uso de taconazos implica que seamos putas, pero no, se ha declinado por el maltrato. Así que, si además de usar taconazos se ha leído la trilogía de las “50 sombras”, tiene usted un grave problema: es usted una mujer maltratada y todavía no lo sabe.

El mundo está lleno de ineptos, eso está claro. Y, para que un inepto demuestre que lo es, tiene que ser relativamente conocido y así, cuando sentencie con alguna estupidez, el resto de los mortales se entere para confirmar lo evidente. Lo curioso es que, normalmente, casi todos ostentan algún cargo público, y eso es más grave. La ignorancia es muy atrevida y no tiene límites, por eso, cuando se mezclan las churras con merinas, el que lo hace queda en el más absoluto ridículo. Pero en este caso ya no es sólo el ridículo que hace al demostrar su ignorancia y estupidez, sino que trata un tema tan importante como es la violencia de genero con una frivolidad, poca seriedad y estupidez que supera los niveles de la inteligencia humana. Por qué será pero, cuando una mujer tiene algún cargo que representa al resto de mujeres, normalmente ninguna nos sentimos identificadas con ella y menos aún estamos de acuerdo con sus aseveraciones, sentencias y opiniones. Desgraciadamente este tipo de mujeres son las que maltratan la dignidad del resto de mujeres a las que representa con sentencias tan frívolas y absurdas.  

Rosana Güiza Alcaide