Menú Portada
Otras opiniones

Gonzalo Miró teme a Eugenia Martínez de Irujo

Febrero 4, 2010

La situación laboral de Gonzalo Miró es complicada. En Cuatro le mantienen el contrato pero apenas le dan cuota de pantalla. El tertuliano sabe que no tiene futuro en la cadena de Prisa y de ahí que se afane por buscar nuevos horizontes profesionales. A tal efecto ha ideado una estrategia que consiste en asistir a cuantos eventos le invitan para que se fijen en él. No es mala idea. Sin embargo, ya le han aconsejado que, como complemento a sus apariciones públicas, debe contratar a un representante. Dicho y hecho. El hijo de la desaparecida Pilar Miró ha tomado buena nota y se ha puesto manos a la obra para encontrar manager.
 
Menos mal que en el plano sentimental las cosas pintan bien para Gonzalo. Conoció a Amaia Montero durante el transcurso de una fiesta y desplegó sus encantos. La cantante dijo sí y empezó una relación de lo más consolidada. De hecho, ni él esperaba que la compenetración y el sentimiento entre ambos pudieran ser de tanta magnitud.
 

La reacción de Eugenia

Como todos los enamorados, también Amaia y Miró realizan escapadas. Hace algún tiempo viajaron a Argentina. Allí dieron rienda suelta a la pasión. El resultado fueron unas fotografías muy bonitas. Las mismas pudieron realizarse porque alguien de prensa, que también se encontraba de vacaciones en Argentina, coincidió con la parejita en un restaurante y avisó a los fotógrafos. 
 
De lo que existió entre Gonzalo y Eugenia Martínez de Irujo nada queda. No mantienen contacto alguno. De hecho, el verano pasado, ambos escogieron Ibiza para pasar unos días de descanso. Pues bien, él comentó a sus íntimos el temor que le producía encontrarse con la hija de la duquesa de Alba en público. Temía su reacción, pues asegura que la de Montoro necesita tiempo para llevarse bien con sus ex. Y como muestra sirva el botón de Francisco Rivera. Han tenido que pasar los años para que entre ambos pueda existir una relación cordial.

Joana Morillas