Menú Portada
El mayordomo

Glamour y Dandismo en la noche de Madrid

Mayo 27, 2010

Los jardines del Palacio de Fortuny acogieron el comienzo retrasado de la primavera con una gran fiesta dedicada al espíritu del dandi


El Palacio de Fortuny volvió a convertirse este miércoles en el punto de encuentro de lo más granado de la sociedad madrileña.

Bajo la convocatoria de la tienda masculina Ertl&Cohn y con el auspicio de COMO di COMO, se convocó a clientes y amigos de dicha tienda, refugio de elegancia y distinción, a disfrutar de una copa de cava e inaugurar oficialmente una primavera que ha llegado con retraso a la capital.

Con esta fiesta se quería memorar al famoso L´Aperitivo italiano; una costumbre muy extendida entre los habitantes de Milán consistente al termino la jornada de trabajo en acudir con amigos y compañeros a tomar un aperitivo y volver temprano a casa. Esta tradición de ir a los bares después del trabajo está muy afianzada en la capital de la moda italiana y es sorprendente observar como bares y cafeterías se llenan de gente guapa después de las seis de la tarde todos los días de la semana.

Esta práctica diaria además de ayudar a pasar las no poco aburridas grises tardes milanesas es un aliciente importante para que los caballeros, en contra de lo que sucede en nuestro país, vigilen su vestimenta en el día a día. Es curioso observar como cualquier martes normal los locales de copas NOBU, Living, Bulgari o Deseo se llenan de gente de todas las edades quienes perfectamente vestidos y con ese estilo tan particular italiano, imposible de encontrar fuera de sus fronteras, disfrutan de unas pocas horas de relax y compañía.

Y es precisamente esto lo que se ha querido rememorar con esta fiesta: disfrutar al aire libre de las apacibles tardes-noches que tenemos por delante los próximos meses y no tener que esperar al fin de semana para deleitarse de este maravilloso tiempo. Un coctel, una copa de vino y un ligero aperitivo con los amigos o compañeros de trabajo se convierten en la excusa perfecta para partir la semana en varios trozos y disfrutar de la semana al completo.

Si la idea de acudir a la primera fiesta de esta aletargada primavera parecía ya por sí razón suficiente para abandonar algo antes la oficina, el hecho de que la organizara Ertl&Cohn convertían a esta fiesta en algo imposible de eludir. Ertl&Cohn ha sabido aportar un soplo de aire fresco al comercio aburrido y conservador de la capital. En su tienda de la calle Sagasta se venden corbatas, chaquetas, slippers, pajaritas, chaqués y complementos más propios de ver en calles de Florencia o Milán que en las acomplejadas y sosas calles de las principales ciudades españolas.

Como no podía ser de otra forma viniendo de quien venía, la gente de Ertl&Cohn bautizó esta fiesta como “La primavera del Dandismo”.

Por la terraza de Fortuny desfilaron desde los guapos oficiales de Madrid hasta rostros desconocidos pero perfectamente ataviados para la ocasión. El colorido y ese estilo tan propio de Ertl&Cohn se reflejaron en el atuendo de los asistentes. Trajes de entretiempo ceñidos, chaquetas y pantalones de color, pajaritas, coloridos pañuelos de bolsillo y mucho traje de su sastrería llenaron la terraza en una noche muy especial.

Rostros conocidos de la high society madrileña disfrutaron hasta bien pasada la media noche de un ambiente cuidado y preparado con esmero para la ocasión.

Niñas bien con bronceados de última hora así como jóvenes y exitosos abogados de despachos de renombre se dejaban ver entre lo más distinguido de los allí presentes.

Acabado el cava, las ginebras de Hendrix, Bulldog, G´Vine, ahora tan de moda, se apoderaron de las bandejas de los camareros. No obstante, es una pena observar como hasta en un sitio supuestamente tan elitista como es el Palacio de Fortuny se ha perdido el esmero antiguamente existente en la preparación de los combinados. Un vaso de tubo y unos cuantos hielos era todo el servicio que te correspondía tras pagar el precio base de 14 euros por copa. Ni una copa de cristal en condiciones, ni los tan actuales complementos de pepino, limas o pomelo o marcas de tónicas de segunda línea “aguaban” aquella originaria bebida holandesa.

A pesar de ello, con esta fiesta y las nuevas propuestas de Ertl&Cohn parece claro que la primavera por fin ha llegado a nuestras calles y ahora ya no existe excusa para no sacar de nuestro armario nuestras chaquetas y pantalones de colores así como nuestros complementos más atrevidos y alegres.

Jeeves

elmayordomo@extraconfidencial.com