Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA
A renglón seguido

Girls & Drinks

Marzo 21, 2017
may and trump

Todos los caminos llevan a la Ciudad Eterna. Excepto los del Reino Unido, que puso una piedra en el suyo desandando lo caminado gracias al desafío del abandono de la Europa de los veintiocho. Se ha cumplido el sexagésimo aniversario del Tratado de Roma firmado por seis países, el embrión que devendría en la desavenida U.E., que dispone de caja de cambios, por sus ´dos velocidades, y marcha atrás incluida (Brexit).

Bueno, pues en vísperas de la celebración, el presidente del llamado Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, -de retorcida pronunciación- se ha pronunciado poniendo el grito en el cielo, y el punto sobre la i y la jota de su apellido, a raíz de unos comentarios sobre los países meridionales, más conocidos como del Sur: no se puede gastar el dinero en “alcohol y mujeres”, y luego pedir ayudas a sus socios comunitarios. Cabría primero situar cartográficamente la latitud que determina meridianamente a partir de qué paralelo del viejo continente situamos tal punto cardinal para organizar mejor el cabreo suscitado.

Parece que ni siquiera estaría por la labor de un consumo moderado y responsable, como indican los fabricantes de bebidas destiladas (no así los titulares de las casas de tolerancia) y recomiendan las autoridades sanitarias, tan pendientes ellas, con permiso de los recortes, de nuestra atención ambulatoria u hospitalaria.

Por supuesto que una vez tirada la piedra de sus incontenibles provocadores impulsos de desacreditación sobre los vecinos de aquí abajo, ha intentado esconder la mano con la que ha metido la pata, dando un sesgo posterior sobre los contenidos de sus iniciales manifestaciones: comentarios “mal interpretados” en los que lamenta que “alguien” haya podido ofenderse; el clásico: mis palabras se han sacado de contexto.

¿Cuántos acuerdos y pactos económicos, sociales y de otra índole se habrán firmado bajo la influencia de la, no sé si evitable, pero amable presencia de ambas ociosas figuras? Quizá por eso se incorporó el IVA, en su vertiente de obligado acompañamiento a bienes y servicios para el consumidor al adquirirlos, a nuestro sistema tributario, para que no nos lo gastáramos en vino tinto y mujeres de rosa, anticipando, por si acaso, nuestros impuestos antes de irnos en vicios.

Desconocía que uno pudiera subvencionarse el consumo de etílico y la grata, casi siempre, compañía del ´extinto´ sexo débil; eso sí, en este último caso en pleno ejercicio de libertad del género femenino, no al más puro estilo de Donald Trump, quien presume de manosear, desde su posición de dominancia, la íntima morfología de la anatomía de las féminas.

Posiblemente el caballero eindohovense tema que el mercado turístico abra canales de diversión dirigidos hacia su territorio compuestos por un ´completo´ –paquete- (girls & drinks), y gastando nuestros preciados euros con sus paisanas de los Países Bajos, atendiendo así los más bajos instintos de los sureños.

Quizá el desabrido político neerlandés haya sido el promotor de la clausura del Lumidolls, el primer prostíbulo con muñecas de silicona establecido en Barcelona.

¡Donde esté Dolly Parton!…

Paco de Domingo