Menú Portada
Otras opiniones

Gimnasios donde sudar con clase

Octubre 25, 2011

Canchas de todos los deportes imaginables, restaurantes, campos de golf o limusinas esperando a la salida de la sesión de estiramientos son solo algunas de las posibilidades que brindan algunos gimnasios más elitistas tras pagar los más de 50.000 dólares obligados de inscripción


Nadie duda de que hacer ejercicio es bueno tanto para la salud física como para la mental. Todos hemos experimentado alguna vez el placer de esa ducha tras una dura sesión de entrenamiento o la sensación de bienestar que recorre el cuerpo tras quemar calorías, adrenalina y estrés en una carrera a pie. 

Si en España el ir al gimnasio significa compartir el tiempo con una enorme masa de caballeros y señoras de todas las edades y nuestro espacio con cuatro paredes, hay lugares localizados por el mundo donde el concepto de hacer deporte va mucho más allá. Es en esos privilegiados espacios donde disfrutar de excelentes campos de golf, campos deportivos, piscinas cubiertas, restaurantes con menús pensados para deportistas, centro médico interno, spa, entrenadores personales, salas de masajes, etc. es todo un deleite. 

Aunque la mayoría de los clubs más selectos se encuentran en Estados Unidos e Inglaterra, también encontramos otros no menos impresionantes fuera de sus fronteras. Así, por ejemplo, el Royal Bangkok Sports Club cuenta además de con un magnífico campo de golf, un hipódromo, pistas de tenis, de bádminton, de baloncesto, de cricket, de hockey, de atletismo, de polo, de rugby, de fútbol, piscinas cubiertas y al aire libre, un enorme gimnasio donde no falta sala alguna para practicar cualquier tipo de actividad también con ocho tipos de restaurantes donde disfrutar de tu comida preferida. 

Si este gimnasio invita a soñar, a temblar seguramente tocaría si tuviéramos que hacernos miembros del famoso club Equinox. Este gimnasio localizado en Nueva York exige para ser miembro de él además de haber sido invitado por alguno de sus miembros también disponer de 25.000 dólares para hacer frente a su cuota anual. Otros como el exclusivo Madison Square Club de Manhattan exigen un desembolso de 20.000 dólares para poder correr al lado de socios como Heidi Klum o Liv Tyler. Como curiosidad, además de como muestra de deferencia hacia sus socios, este gimnasio no permite que entren más de seis personas para así poder asegurarles la máxima discreción. 

El Bosse Sports & Health Club sabe del estrés que produce a sus miembros el desplazarse hasta sus instalaciones de Sudbury en coche y por ello prefiere poner a disposición de todos ellos un servicio de limusina para que les recoja y les devuelva a su hogar sanos y salvos. Como contraprestación sólo hará falta desembolsar 50.000 dólares para poder disfrutar de este y del resto de sus exclusivos servicios. 

También en Estados Unidos, concretamente en Los Ángeles, encontramos el conocido como el gimnasio de las celebrities. El The Sports Club que cuenta con 100.000 metros cuadrados dedicados al cuidado del cuerpo, dedicando 12.000 metros de ellos solo a la sala destinada a máquinas. 

Para que sus distinguidos clientes, entre los que se encuentran la mismísima Victoria Beckham, no tengan que preocuparse de mirar la hora, este gimnasio ofrece la posibilidad de entretener a los pequeños mientras su entrenador personal le trabaja la zona del abdomen y otro trabajador del centro prepara su coche para que a su salida del centro esté reluciente. 

Quizás uno de los más conocidos por estar también en nuestro país sea el Reebok Sport Club. Sin embargo, es el localizado en Londres el que sitúa a este centro del entrenamiento personal en los puestos de cabeza de los centros deportivos más elitistas del mundo. 

Con 30.000 metros cuadrados repartidos en tres pisos presume hasta de tener un campo de golf cubierto. A todas las facilidades con las que cuenta este centro hay que sumarle un servicio personalizado de mentalización para cada uno de sus miembros de cara al entrenamiento y para aquellos que quieran aislarse del ruido exterior también una dependencia dedicada a la práctica del buceo. 

El Aviation Club, ubicado en Dubai, destaca por sus pistas de tenis, squash, gimnasios, piscinas para clavados, sauna, un exclusivo spa e incluso por poder celebrar en sus propias instalaciones conciertos de los cantantes preferidos de sus exclusivos socios. 

Todos estos grandes centros del deporte ponen de reverencia que incluso a la hora de sudar siempre ha habido clases. 

Dionysos 

dionysos@extraconfidencial.com