Menú Portada
Otras opiniones

Éxodo urbano

Marzo 21, 2010

Aunque es proceso muy antiguo, gracias a la revolución industrial, a mediados del siglo XX, se produjo en España el éxodo rural o éxodo campesino, referido a la emigración de personas del campo a la ciudad. Mediante este proceso, los individuos no sólo cambiaban de lugar de residencia, sino también de profesión, dadas las diferencias geográficas tan grandes que existen entre las oportunidades, número y características de los diferentes tipos de empleo que existen en el campo, con relación a la ciudad.

Actualmente, convivimos en la era de la globalización, las nuevas tecnologías nos han aportado información y recursos necesarios para poder vivir donde nos plazca; y es esta la razón del artículo: defiendo la idea de que podemos vivir en entornos más agradables, llenos de vida y naturaleza, sin rechazar por ello al progreso humano.                                                                  

Sin tener que realizar transportes innecesarios y gastos inútiles; ganaremos tiempo y calidad de vida y serán entonces las virtudes inherentes al ser humano las que desplegarán sus efectos inmediatos.

                                                                                                                                            

Y es que somos muchos los que pensamos que deberían regresar aquellas costumbres y formas de la España rural. A día de hoy, resulta innecesario residir constantemente en grandes urbes artificiales, carentes de humanidad y repletas de egoísmo y envidia.

El commuting americano

En muchos países desarrollados, se ha querido lograr un sistema de vida que toma lo mejor de los dos mundos, el rural y el urbano. En Inglaterra, por ejemplo, muchas personas que trabajan en las grandes ciudades viven en el campo y viajan diariamente para poder tener las ventajas de los dos entornos. En los Estados Unidos, el commuting, es decir, el traslado diario entre alguna urbanización o población en el medio rural (y suburbano, con mayor frecuencia), y las grandes ciudades, viene a ser algo habitual e involucra a una cantidad creciente de personas.

Para desarrollar esas regiones deprimidas por el éxodo rural, será necesario incorporar a los antiguos emigrantes, a través de políticas destinadas a una especie de rehabilitación del medio rural: fincas y huertos de fin de semana, casas vacacionales, viviendas de interés social, etc.

Con el incremento de este tipo de solución, se adoptaría una medida que es muy popular en algunos países (Alemania, por ejemplo), y combatiría en cierto modo, el carácter espasmódico de la salida masiva de habitantes de las ciudades (el “éxodo urbano”, como podríamos denominarlo), al hacerlo algo más estable y extendido en el tiempo ya que en España, lo mismo que se suele hacer en Italia con el Ferragosto, tanto con los movimientos de turistas extranjeros como de los nacionales, las épocas de vacaciones se vuelven bastante conflictivas por estos desplazamientos tan masivos de la población.

No creen ataduras ficticias y aprovechen la oportunidad que nos brinda el mundo, para poder elegir libremente donde desarrollar nuestras habilidades. Sean conscientes de que el ser humano necesita el contacto diario con la naturaleza y es de esta manera por la cual nos liberaremos de maldad, competitividad innecesaria y dañina e hipocresía.

Alejandro Serrano es estudiante de Derecho, Políticas y Económicas