Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :
Atando cabos

ETA vuelve a gestionar dinero

Junio 5, 2011

El próximo domingo, día en el que se constituyen todos los Ayuntamientos, se consumará al mismo tiempo uno de los deseos de Batasuna-ETA por los que más ha luchado en los últimos años: volver a estar en las Instituciones, volver a recibir fondos públicos y volver a gobernar sabiendo que ETA no se ha disuelto ni tiene intención de hacerlo. Bildu contó con la bendición del Tribunal Constitucional para poder concurrir a los comicios, pero Bildu sigue siendo, según sentencia firme del Tribunal Supremo, un instrumento al servicio de ETA-Batasuna.

Ya dijimos que en esta ocasión el disfraz y  la coartada de Bildu había sido perfecta. La búsqueda de una formación política legal como EA para que se convirtiera en el vientre de alquiler de Batasuna-ETA. La estrategia ha funcionado hasta el punto que aún, al día de hoy, una minoría de esa coalición sigue confiando y diciendo  que ETA-Batasuna se ha vuelto buena. Que de la noche a la mañana han renunciado a todo y que la transformación democrática no tiene marcha atrás. El tiempo demostrará lo evidente y lo tremendamente equivocada que resultó ser la decisión del Tribunal Constitucional. Pero el peligro en esta ocasión ya no está en el rechazo, sino en la apatía. Si finalmente Bildu logra hacerse con el Ayuntamiento de San Sebastián y la Diputación de Guipúzcoa la reacción quizá ya no será tanto de indignación sino de indiferencia. La opinión pública, sobre todo de fuera de Guipúzcoa, mirará hacia otro lado y aplicará aquello de “vosotros os arregléis con vuestras decisiones”. Si los ciudadanos de San Sebastián o de Guipúzcoa han elegido que les gobierne una coalición abertzale que simpatiza con una banda terrorista, que no quiere infraestructuras como el AVE y que recelan de los empresarios, la reacción puede ser peor que el rechazo. La desesperanza, el abandono y la indiferencia. 

Bildu podrá gestionar más de 1.000 millones de euros.  

Pero todo lo anterior a ETA-Batasuna y a su proyecto de Bildu les traerá sin cuidado por la sencilla razón de que a partir del lunes y si la formación abertzale consigue la alcaldía de San Sebastián, podrá gestionar más de 1.000 millones de euros. Un presupuesto parecido al que gestionan algunas comunidades autónomas en su conjunto   como La Rioja. En el caso de la ciudad de San Sebastián, sólo el gasto previsto para este año 2011 supera los 390 millones euros. Bildu tendrá en sus manos 1 de cada 3 euros vascos. Podría llegar a gestionar casi un tercio de todo el gasto de los Ayuntamientos vascos. Además de San Sebastián, ciudad emblemática y muy “apetecible” como vemos también desde el punto de vista económico, la formación que no quiere condenar la historia de ETA ya tiene aseguradas 88 alcaldías en diferentes municipios de Guipúzcoa, Álava, Vizcaya y Navarra. En Ayuntamientos donde la formación que no quiere condenar la historia de ETA ha obtenido mayoría absoluta. La mayor tajada la obtendrá en Guipúzcoa en municipios históricamente controlados por Batasuna-ETA como Hernani, Oiartzun o Mondragón. En Guipúzcoa, Bildu manejará 285 millones. En Álava 26 millones, y en Vizcaya donde gestionará el gasto de al menos 24 municipios el montante global asciende 106 millones de euros.
El tiempo, no demasiado, nos dirá cómo y en qué empleará Bildu la gestión de los recursos. La realidad electoral es innegable. Pero la tentación democrática, quizá también equivocada, es igualmente comprensible. Lo que la mayoría ha guisado, la mayoría se lo tendrá que comer. El problema estuvo en quién dejó cocinar dicho plato.     
Juan de Dios Colmenero, Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero