Menú Portada
¡Qué fuerte!

España, un paraiso judicial

Enero 10, 2014

El patio judicial está que echa humo. Se acumula el trabajo en las redacciones de los medios y también en los despachos de los juzgados. Puede que, mientras lea esto, la imputación de la Infanta Cristina haya pasado a la historia por segunda vez o, con un poco de suerte, puede que no. Todos los medios de comunicación internacionales ya se han hecho eco de la noticia y la reflejan en sus portadas y titulares así que, el daño a la imagen de España ya está hecho. ¡Tanto luchar por la “Marca España” en el extranjero para cagarla de una manera tan brutal. Seguramente ahora mismo seamos el hazmerreír del mundo. Resulta chistoso que la hermana del que promueve la “Marca España” por el mundo esté imputada por presuntos delitos de corrupción. Esta especie de comité visita lugares para vender que no hay nada mejor que España. Cierto, no lo hay. Sin duda alguna no hay mejor sitio en el mundo que España para delinquir. Eso sí, para delinquir si eres importante, famoso o influyente, porque si eres un don nadie, entonces aquí no tienes nada que hacer.

Tienes que ser político o hijo de rey para que no te pase nada y si te pillan, ¡tranquilidad! Primero te imputan, después te juzgan, luego te condenan y por último, solicitas el indulto para evitar entrar en prisión inmediatamente. Como en este país rebosan los caraduras y sinvergüenzas, seguramente te indultarán, el resto nos quejáremos y después, a otra cosa mariposa. En ello está ahora mismo el expresidente balear, el señor Matas, que no ingresará en prisión hasta que el Gobierno resuelva el indulto que ha solicitado. Ya se le ha rebajado la condena así que no sería de extrañar que le concedieran el indulto a este tipo imputado por más de diez presuntos delitos de corrupción. ¿Por qué?  ¡Porque aquí no pasa nada! Ya veo a políticos corruptos de todo el mundo viniendo a España, ese paraíso judicial, a chupar del bote sin problema alguno.

No se haga ilusiones

En cuanto a la infanta Cristina, pues tampoco se haga ilusiones de verla pagar por algún presunto delito, porque pasará a la historia como el primer miembro de la realeza imputado en un caso de corrupción y ahí quedará la cosa. Si la fiscalía no lo impide, su imagen entrando al juzgado dará la vuelta al mundo y quedaremos como lo que somos, como lo que nos merecemos: un país de mangantes y de pringados. Una vez pasado este trance, ella seguirá viviendo con todo lujo de detalles en cualquier lugar del planeta y usted y yo, con nuestra mísera dignidad. Por mucho menos están las cárceles llenas así que, ¡ya está bien de marear la perdiz y de tomarnos el pelo! Que acaben de una vez con este teatro, que hagan lo que vayan a hacer y que nos dejen levantar el país al resto de mortales que trabajamos para vivir dignamente y para pagar sus desaguisados.

Rosana Güiza Alcaide