Menú Portada
Mensaje en una botella

Escribir libremente no tiene precio

Abril 15, 2015

Soy libre. Desde el primer día, 3 de septiembre de 2010. Desde las primeras palabras que escribí: “Como decíamos ayer, “todo acaba en esta vida; incluso las vacaciones”. Pero hay algo que nunca acabará en esta vasta piel de toro: las excusas. Este pobrecito hablador que suscribe el artículo no pretende remedar a Don Mariano José de Larra”.


Desde que debuté en Extraconfidencial.com, he puesto y quitado las palabras y los signos ortográficos que me ha parecido oportuno. Puedo afirmar que soy un columnista libre, que es lo que Gregorio Fernández del Amo me garantizó cuando se atrevió a ofrecerme escribir en su periódico. Desde ese día también es mi periódico.

Hay muchas formas de entender la libertad, pero sólo una de defenderla: practicarla. Da igual adónde voy, de dónde vengo, lo que pienso o aquéllo en lo que creo porque en este Mensaje en una botella estás leyendo exclusivamente lo que mis dedos inquietos han escrito para esta columna, que es la número 180 de las publicadas. El Destino ha querido que un número tan redondo coincida con la celebración de los diez años de este periódico digital. Aunque me subí al carro después de que hubiera cumplido un lustro, hoy quiero hacer mía la celebración de esta década del Extraconfidenci.

Vuelva usted mañana

La libertad es un bien escaso o, cuando menos, apreciado. Estoy seguro de que así lo aprecia el estimado lector que ahora mismo tiene a bien dedicarme una parte de su tiempo. Escribir libremente no tiene precio. Resulta imposible medirlo en dinero. La sensación de poder publicar un texto sin que desaparezca una sola coma es incomparable.

Estos diez años recién cumplidos son motivo de alegría para quienes creemos que una Democracia crece cuando crece el número de medios de comunicación que conviven en ella. Hoy me tomo la libertad de felicitar a Extraconfidencial.com por sus diez años de vida, pero también quiero aprovechar para felicitar a quienes nos leéis y así hacéis posible que este periódico siga adelante. Suele sonar cursi cuando los que nos dedicamos al periodismo afirmamos que sin púbico no somos nada. Pero es la pura verdad y eso hace adelgazar su carga de cursilería.

Hace casi cuatro años y medio titulé aquí mi primera columna Vuelva usted mañana… o mejor el lunes. Hoy sigo recordando, como hacía aquel 3 de septiembre de 2010, que vivimos en “la misma España en la que Fray Luis de León y Don Miguel de Unamuno pronunciaron las tres palabras con las que da comienzo el artículo”. Mejor dicho, daba comienzo el artículo. Que han transcurrido cuatro años y medio desde entonces, y se impone la conjugación del verbo en tiempo pasado. Aunque siga imponiéndose el Vuelva usted mañana en presente. Es como si no hubiera pasado el tiempo, ¿verdad?

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero