Menú Portada
Otras opiniones

Escándalo en Menorca: Mercedes Milà, Lorenzo Milà, Ana Belén y Víctor Manuel se niegan a dejar las edificaciones ilegales que disfrutan en primera línea del Puerto de Mahón

Julio 8, 2013

Durante 17 años, y gracias al Gobierno de Felipe González, disfrutaron de una concesión extraordinaria para veranear en parcelas que fueron inicialmente otorgadas para que los pescadores realizaran actividades de Acuicultura


Hace unos meses la Autoridad Portuaria de Baleares remitía a los periodistas Lorenzo Milà y Mercedes Milà -presentadora del programa Gran Hermano que emite Tele5-, y a los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel, sendos requerimientos de desalojo de las parcelas de La Solana, en el Puerto de Mahón (Menorca), que disfrutan ya desde hace más de dos décadas de una manera privilegiada. La orden de desalojo se producía “por ocupar sin título habitante bienes de dominio público portuario”, tras las respectivas sentencias de la Sala Tercera del Tribunal Supremo que daba la razón con rotundidad a la Autoridad Portuaria frente a los citados recurrentes vips, al afirmar que el interés general es “absolutamente preferente y además con grado máximo de intensidad”, máxime tratándose de una zona de dominio público marítimo.

Pero la gravedad del caso radica ahora en que, a pesar de haberse dictado esta orden de desalojo por parte de la Autoridad Portuaria, todavía a día de hoy ni la familia Milà ni los cantantes del PCE han procedido a la entrega de las llaves de las instalaciones ni a retirar todos los enseres y bienes muebles de las mismas, tal y como la Autoridad Portuaria de Baleares les viene solicitando desde el pasado día 13 de febrero mediante requerimiento público que obra en poder de Extraconfidencial.com. A este incumplimiento se une que ni por parte del Ministerio de Fomento del Gobierno de Mariano Rajoy, que dirige Ana Pastor, ni por parte del Ayuntamiento del PP de Mahón, con su edil Águeda Reynes, se ha hecho lo más mínimo por hacer cumplir esta orden pública, que lleva aparejada en caso de no realizarse la presencia de las Fuerzas de Seguridad del Estado, como ha ocurrido en casos menos significativos.

Un privilegio “donado” por Felipe González

La problemática se arrastra ya desde el 22 de febrero de 2010, fecha en la que a estos ilustres veraneantes de La Solana se les terminó la concesión extraordinaria de 17 años que les dio en su día el gobierno de Felipe González para que durante ese periodo de tiempo (improrrogable) disfrutaran de estas privilegiadas edificaciones en primera línea del puerto de Mahón en Menorca. La Autoridad Portuaria de Baleares era consciente de que en esa fecha se extinguía de un manera improrrogable el título concesional que permitía a la familia Milà y a Víctor Manuel y Ana Belén la citada ocupación, y que le había concedido el gobierno socialista de Felipe González en octubre de 1992, casualmente sólo un mes antes de que entrara en vigor la famosa Ley de Puertos (27 de Noviembre de 1992), en la que se prohibía de manera expresa el uso residencial o de vivienda en el dominio público portuario.

Desde hace ya más de dos décadas los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel y la familia Milà (tanto Lorenzo, como Mercedes y su tío Alfonso Milà Sagnier), disfrutan de unas parcelas privilegiadas en la zona de La Solana en primera línea del puerto de Mahón. Unas parcelas (las números 6, 7, 8, 9 y 10) que en el año 1968 el Ministerio de Obras Públicas del Gobierno del General Franco había dado en concesión administrativa a la Cofradía de Pescadores del Puerto de Mahón para unas casetas destinadas únicamente a guardar el marisco capturado en balsas (mejillones, dátiles, escupinas, ostras, etc.)

Precios de risa

En los años 70 se produjo un deterioro grave en la calidad del agua del Puerto de Mahón debida a los vertidos del colector municipal de aguas residuales que eran vertidos al Puerto directamente sin depuración alguna. Como consecuencia de esta contaminación se prohibió la actividad marisquera en este Puerto. Precisamente, durante los años de paralización de la actividad marisquera, y de forma irregular al tratarse de terrenos públicos (dominio público marítimo terrestre), se produjeron de manera individual la venta de alguna de estas casetas. Concretamente, dos de ellas son adquiridas de inicio por el tío de los MilàAlfonso Milà Sagnier, y otra tercera por parte del productor José Samano de la Brena, marido de Mercedes Milà, que la adquiere en 1989. Posteriormente en el año 2000 la transfiere a la sociedad de la periodista denominada Taramparo SL, y por la que según refleja la memoria de Puertos de Baleares pagaba 1.473 euros al año. Pero la familia Milà no ha sido la única famosa privilegiada con el disfrute de edificaciones en terrenos de dominio público marítimo, como adelantó ya Extraconfidencial.com en 2010, también los cantantes Víctor Manuel San José Sánchez y su mujer Ana Belén recibieron una concesión para una edificación y explanada aneja (dedicada a solarium) que fue adquirida a un mariscador por la exigua cantidad de 590 euros al año. 

Todos estos privilegiados veraneantes destinaron estas iniciales casetas de marisqueo a viviendas, solariums o residencias de vacaciones. La administración socialista de Felipe González trató de regularizar la situación mediante la concesión extraordinaria por 17 años improrrogables de unos permisos de uso de vivienda cuya vigencia formal expiró ya en el 2010. Fue en abril de ese año cuando la Autoridad Portuaria de Baleares notificó a los privilegiados ocupantes de las parcelas de La Solana la caducidad de la concesión excepcional de la que disfrutaban. Estos iniciaron entonces una serie de recursos y procedimientos administrativos para paralizar el inicio del trámite de reversión de los terrenos a la Administración, quien en su día decidido conferir a esta zona un uso portuario público, manteniendo sólo dos edificaciones para la actividad marisquera y proyectando una zona de acceso común en toda esta franja de terreno de La Solana, con la construcción de un embarcadero público.

La familia Milá y Ana Belén y Víctor Manuel unidos por el “chollo” 

Para evitar esto, la familia Milà y Ana Belén y Víctor Manuel comenzaron una serie de recursos y alegaciones ante los organismos correspondientes que terminaron en la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo que finalmente ha dado la razón a la Autoridad Portuaria, por lo que los ya famosos desahucios ha devenido en firme y en consecuencia se debe proceder a ejecutar las resoluciones del Presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares, José María Urrutia Medra, firmadas en enero de 2011 contra estos privilegiados veraneantes. Pero todavía a día de hoy no se ha producido la ejecución por parte de la autoridad competente. Ni entregándose las llaves ni produciéndose la retirada de todos los enseres y bienes muebles de las citadas instalaciones que invaden la zona de dominio público marítimo.

Las investigaciones de Extraconfidencial.com confirman que estos privilegiados veraneantes se están moviendo con bastante fuerza en el organismo público Puertos del Estado (del Ministerio de Fomento) y en el seno del Partido Popular para buscar soluciones. Hay que recordar que cuando salió la primera resolución de desahucio, la presentadora de “Gran Hermano” y del programa de denuncias “Diario de…” hizo campaña a favor del entonces alcalde socialista de la localidad, Vicens Tur, aliado de sus planteamientos, y que posteriormente en mayo de 2011 fue derrotado en las urnas por la actual alcaldesa del PP, Águeda Reynes, que ahora parece estar también a favor de la causa de sus ilustres veraneantes al no ejecutar la orden de desahucio dictada y mantener el privilegio de ocupar el dominio publico como propio por parte de unos privilegiados, con nombre y fama.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com