Menú Portada
¡Qué fuerte!

En busca de la buena noticia

Marzo 8, 2012

La semana pasada, un amable lector, me instaba a contar algo positivo para hacer más llevadera esta época desastrosa de crisis. Me decía que, por favor, buscara alguna noticia agradable y bonita para contrarrestar tanta pesadumbre, mal rollo y negatividad en los medios de comunicación. Bien, lo he intentado, y no he encontrado nada, absolutamente nada, ni una sola buena noticia a la que aplicarle un comentario u opinión positivos. Al contrario, cuanto más busco, más pena e indignación encuentro. Y, da la casualidad de que, últimamente, casi todo tiene que ver con los políticos. Estas personas que están velando por los intereses de aquellos a quienes representan porque así los han elegido en las urnas y que están aplicando recortes en todos los ámbitos posibles para que salgamos de esta crisis que cada día va a más.

Tengo la sensación de repetirme semana tras semana con el mismo tema y las mismas palabras pero es que es inevitable indignarse y no comentar cosas como que los políticos del PP y del PSOE se oponen a recortar las dietas por alojamiento de diputados y senadores. Son muchos los parlamentarios de fuera de Madrid que reciben 1.820€ en conceptos de gastos por alojamiento y manutención, pese a tener casa en la capital. Para los parlamentarios madrileños, baja a los 870€, cantidad nada despreciable teniendo en cuenta que viven aquí y que supone un sobresueldo. Los partidos minoritarios piden coherencia y apoyan estas medidas de austeridad pero los peces gordos de la política no quieren ni oír hablar del tema.

Beneficios parlamentarios
Todos sabemos el chollo que supone ser “señoría” en este país: sueldos bastante superiores a la media, movil, ipad y adsl gratis, ayudas para pagar los taxis, en concreto 250€, también les pagan los billetes de avión, en Business por supuesto, y si deciden viajar en coche propio, se les paga el kilometraje por encima de lo estimado. Además, de esto, el Congreso les sufraga un plan de pensiones y reciben mil euros más mensuales por gastos de representación. También existe un complemento mensual por gastos de libre disposición. Continúo porque hay más. Si el diputado viaja al extranjero, además recibirá 150€ al día en concepto de dieta que se reduce a 120€ si el viaje es dentro del territorio nacional. Además, de todo esto, cualquier parlamentario puede compatibilizar su escaño con alguna actividad privada que no le impide ganar otro tanto. Incluso, ex ministros que siguen cobrando el 80% de sus sueldos a pesar de ser fichados para trabajar en otras empresas. Y, para rematar la faena, no tienen ningún tipo de control de absentismo laboral siendo hasta ahora muy habitual la imagen del hemiciclo medio lleno o medio vacío, según sea usted de pesimista u optimista.

Además de encontrarme con todo esto mientras buscaba una noticia amable, he topado con la de una mujer que ha muerto por deshidratación dentro del coche en el que vivía. Es triste. Muy triste. Aún así, seguiré buscando una buena noticia para la semana que viene.

Rosana Güiza
rguiza@extraconfidencial.com