Menú Portada
Atando cabos

El verdadero desgaste de Rubalcaba

Marzo 3, 2013

Alfredo Pérez Rubalcaba no da abasto. Ocupado y preocupado en intentar desgastar al PP y al Presidente del Gobierno con el caso Bárcenas ha ido viendo como el que se desgastaba era él. Paradojas de la política. Posiblemente el peor momento para Rajoy y el PP está coincidiendo con el peor momento para el PSOE y Rubalcaba. No sólo pierde estrepitosamente un Debate sobre el Estado de la Nación que llegaba en medio de la crisis del PP, sino que en tan sólo dos semanas ha visto como la crisis de identidad que arrastra el PSOE desde los últimos años de Zapatero se ha visto evidenciada y multiplicada. En tan sólo quince días Rubalcaba ha contemplado entre furioso, resignado y desesperado como el PSC pide al mismo tiempo la abdicación del Rey y consagra una ruptura con el PSOE a cuenta del derecho a decidir. Y en Galicia, el PSOE gallego aprueba convocar primarias para elegir al próximo secretario general a pesar de la negativa y las advertencias de Ferraz. Otro foco más de desafío a la autoridad de Rubalcaba.

El problema en el fondo siempre es el mismo. No es una cuestión de liderazgo sino de identidad. Hace cinco meses, tras el órdago soberano-independentista de CIU en Cataluña, el PSOE de Rubalcaba decidió emprender el viaje a ninguna parte del federalismo. Algo que ni siquiera cuenta con el consenso de todas las federaciones socialistas. ¿De qué federalismo estamos hablando?, ¿el simétrico, el asimétrico, el confederal? ¿Un cambio de modelo global para instaurar una España Federal donde, por ejemplo, Murcia tenga el mismo peso y competencias que Cataluña? ¿Una reforma constitucional para hacer comunidades de primera y de segunda?

Muchos en el PSOE piensan que el mensaje del federalismo sin concretar que viene lanzando Rubalcaba no se lo cree ni él mismo. Que en realidad es un parche para intentar frenar los desvaríos de Cataluña. Un líder social demócrata forjado en el socialismo que refundó en su momento Felipe Gonzálezestá más cerca del socialismo jacobino al estilo francés que de otra cosa“, nos venía a reconocer un líder histórico del PSOE.

El “derecho a decidir” indigna a los socialistas vascos

Es curioso observar que los más beligerantes con el manoseado “derecho a decidir” no son precisamente los socialistas andaluces, gallegos, extremeños o castellanos manchegos. Según revelaba recientemente el diario El País, el más indignado en la última reunión de la Ejecutiva socialista fue el líder del PSE, Patxi López. Una vez más salió a relucir el asunto catalán en la reunión de la dirección socialista. Y una vez más el PSC dijo aquello de que los socialistas del resto de España no entienden lo que está pasando en Cataluña. La monserga de siempre, la del “tú no puedes opinar porque no vives allí, o no entiendes la realidad“. Pero en pleno debate tomo la palabra Patxi López y, con evidente hartazgo, dijo: “¿Qué es eso de que no lo entendemos? Claro que entendemos lo que es. Los socialistas vascos ya hemos vivido antes eso del derecho a decidir, que no es ningún derecho sino simplemente una reivindicación nacionalista y una trampa. Lo vivimos durante años con Ibarretxe. Y podría decir que por oponernos a esos debates tramposos nosotros arriesgamos la vida en el País Vasco. Quizá habríamos vivido más tranquilos si hubiéramos seguido esa marea, si hubiéramos caído en esa trampa nacionalista”.

Ahí está la explicación de muchas cosas. Rubalcaba a buen seguro piensa exactamente lo mismo que Patxi López, pero no lo dice. Intenta contentar a todos sin hacerlo con nadie. Ese es el verdadero desgate de Rubalcaba, el que le hará posiblemente no afrontar como candidato las próximas elecciones generales. El verdadero desgaste de Rubalcaba no es él, sino lo que dice por boca de otros, lo que le convierte, al día de hoy, en un líder sin autoridad.

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio