Menú Portada
¡Qué fuerte!

El Papa crack

Enero 29, 2015

Ya era hora. Ya le hacia falta a la Iglesia un Papa así, como éste, como Francisco. Desde que fue nombrado no ha hecho más que destacar y no por excentricidades precisamente. O si. Quizás su actitud y su manera de actuar sean tomadas como excentricidades dentro del mundo eclesiástico más conservador y retrógrado. El Papa Francisco comenzó su papado rechazando vivir entre lujos y llevando la vida papal a la sencillez y austeridad más absoluta, dentro de lo que su posición le permite. A partir de ahí ha ido dando la nota y llamando la atención en cada decisión, en cada comentario, en cada acción y, prácticamente, en todo lo que hace.

La ultima ha sido con un español, con un transexual extremeño de 48 años que ha sentido y sufrido el rechazo de muchos de su alrededor. Diego, aturdido por el sufrimiento en el que ha vivido, escribió una carta al Vaticano y no sólo recibió respuesta sino llamada personal del Pontífice e invitación para verlo. Y allí que ha estado la semana pasada con su prometida. Católico practicante al que el Papa Francisco ha apoyado y le ha dejado bien claro que es hijo de Dios, como el resto de humanos y que Dios lo quiere sin condición. Esta es la esencia del cristianismo, esto es en lo que de verdad consiste la religión católica, en la bondad, en el amor y en tratar a todos por igual, independientemente de su sexo, raza o religión.

Lo que representa este Papa

Cuanta gente quiere tirar por tierra unas tradiciones, unas costumbres y una cultura religiosa anclada, a pesar de todo, en este país laico. Argumentos no les faltan: las grandes riquezas que poseen los de mayor rango, la vida de lujo que llevan estos mismos, el abuso de poder, la pederastia, etc. Todo esto son motivos para dejar de creer pero eso no es la Iglesia. Eso son sólo algunos casos que empañan la gran labor que hacen los de abajo, los de parroquia, ayudando a los vecinos necesitados a comer, a vestir o incluso a salir de la droga o el alcohol. Muchas parroquias de barrio dan, ayudan y luchan por el que tiene menos o no tiene nada. A la cabeza están esos curas buenos que dedican su vida a ayudar al prójimo. ¿A cuántas familias está ayudando Cáritas en España para salir adelante en estos años de crisis insostenible? Alrededor de dos millones de personas comen gracias a Cáritas y Cáritas es la Iglesia.

Esto es lo que representa este Papa moderno, a esa iglesia que apoya y ayuda al prójimo, al que lo necesita, tanto económica como moralmente. Pone cordura en aquellos que creen que ser cristiano es tener “hijos como conejos“. No se le puede criticar por esta coherencia tan brutal ante quienes paren sin control sin medios para mantener. Apoya a los sectores mas marginados por la propia Iglesia y por la sociedad en general, como acaba de demostrar con Diego. No me quiero imaginar como se deben de tirar de los pelos los aledaños mas puritanos ante tanta modernidad. Este Papa es un crack y me quedo con esta frase suya que muestra los valores más esenciales: “Por más vida de pecado que tengas, corre donde Dios que perdona siempre“. Nadie tiene derecho a juzgar a nadie por nada, sólo un juez a quien comete un delito. Lo demás consiste en tolerar y perdonar. Si todos fuésemos buenos, cuan diferente sería este mundo en el que vivimos plagado de pecados. 

Rosana Güiza