Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA
No me moverán

El Moisés ZP

Enero 2, 2011

Rodríguez Zapatero se está transformandoen un Moisés. Según el Éxodo Moisés fue elegido por Yahvé para llevar a Israel de la esclavitud de Egipto a la Tierra de Promisión. Rodríguez Zapatero ha sentido un llamamiento similar; no quiere abandonar el poder para llevar a los españoles de la crisis a la prosperidad económica. No piensa dejarnos solos; quiere acompañarnos por lo menos hasta el 2012 y, si le dejamos, los cinco años que afirmó ante el Congreso de lo Diputados que duraría la crisis. Es más, asegura que también su partido, el PSOE, se inmolará en las reformas del 2011 por salvar a España en una misión mesiánica.

 

Se cree que Rodríguez Zapatero levito cuando se le apareció un Ángel, en forma de madura mujer germana, que, por cierto, se parecía mucho a la presidenta Merkel. ‘Soy el elegido -le dijo una voz interior- debo permanecer al frente del Gobierno de España para salvarla’. ‘Tú lo has dicho -replicó el Ángel merkeliano- tu espíritu de sacrificio será recompensado con un nombre en la historia contemporánea: el estadista que se inmoló por el bien de su país’.

 

Los Mesiánicos piden sacrificios a cambio de esperanza. Pero, recordemos que ni Moisés, ni sus contemporáneos israelitas, alcanzaron la Tierra Prometida; fueron sus descendientes los que llegaron allí después de grandes penurias. Los actuales cargos públicos municipales y autonómicos que ocupen los lugares postreros de las candidaturas socialistas van a ser como aquellos que salieron de Egipto y no llegaron a Canaán. Las próximas elecciones los eliminaran, políticamente hablando. En Mayo de 2011 se quedarán viendo como la tierra prometida se les aleja definitivamente, al menos para una o dos legislaturas de cuatro años ¿Se resignaran las huestes socialistas al debacle?

Recordemos que durante la travesía del desierto el pueblo israelita se rebeló varias veces contra Moisés. Le preguntaban que hacían vagando por las áridas tierras del Sinaí cuando en Egipto, al menos, comían. Incluso construyeron un ‘becerro de oro’ y lo adoraron. Pero Moisés los convenció gracias a la intervención de Yahvé. Lo mismo le puede pasar a Rodríguez Zapatero en el 2011; sus huestes le apelarán diciendo: vuelve a la defensa de nuestros intereses personales y partidistas, olvídate de mesianismos o vete. De momento su becerro de oro parece tener forma de Rubalcaba. Dudo que entonces ZP pueda convencer a sus huestes socialistas.

Después de la crisis económica griega los Dioses del Olimpo no están para milagros; más bien ‘los Dioses ciegan a los que quieren perder’ como dice el refran griego.Por detrás avanzan las tropas del PP, cual las del faraón perseguían a los israelitas huidos de Egipto. Su objetivo: ocupar los puestos que ahora detectan los socialistas ¿Logrará desbaratarlas ZP? Lo dudo, ni hay ‘Mar Rojo’, ni ZP tiene la capacidad de abrir sus aguas, pasar ileso a través de ellas y, menos aún, desplomarlas sobre los adversarios y sumergirlos. Lo intenta diciendo que el PP debe ser solidario y ayudarle en las reformas para que le sepulten las aguas de la crisis que están ahogando a sus propias huestes ¿Lo conseguirá? No parece tener los hados a su favor. Mariano Rajoy es gallego, no egipcio.  

 
Además, la diferencia entre Moisés y el Presidente español es que el Profeta bíblico quería sacar a los israelitas de las cadenas del Faraón, probablemente Tutmosis III según los historiadores. En cambio Rodríguez Zapatero los quiere salvar de sus anteriores errores ¡Es como ser el pirómano y luego querer aparecer de bombero! 

 

J.R. Pin Arboledas es Profesor del IESE. Director del Executive MBA en Madrid