Menú Portada
¡Qué fuerte!

El ladrón de papel

Octubre 4, 2012

Leo esta información en el periódico 20 minutos: “Un ciudadano se enfrenta a dos años y medio de cárcel por, supuestamente, robar diez rollos de papel higiénico de los aseos del centro comercial Plaza Elíptica de Vigo entre junio y agosto de 2010. Al juicio, que se celebró el martes, acudieron el acusado, un sin techo que actualmente se encuentra en prisión, y varias limpiadoras y guardias del centro, que lo acusaron de robar rollos en varias ocasiones. Aunque el presunto ladrón no fue pillado ´in fraganti´, los trabajadores no tienen ninguna duda de que fue él. El acusado reconoció que en una ocasión cogió seis rollos del carro de las limpiadoras pero se declaró inocente de haber roto los candados de diez dispensadores para robar los rollos. El botín está valorado en 80 euros, incluido el coste de los candados. La Fiscalía alegó que, aunque no hay pruebas directas, sí hay indicios suficientes y por ello solicitó dos años y medio de prisión por robo con fuerza”.

¡Dios mío, qué paren el mundo que me bajo! ¿Nos hemos vuelto locos o qué? Resulta que este pobre hombre puede ir más de dos años a la cárcel por robar papel valorado en 80 € y la cantidad de políticos que tenemos en España repartidos por todas las comunidades que han ido a juicio por presuntos delitos de estafas, prevaricación y demás, están disfrutando de lo robado tan alegremente. Y los que no han ido a juicio se han malgastado y derrochado lo que les ha dado la gana del dinero del contribuyente y aquí no pasa nada. No justifico con esto que no pase nada por robar, que si que pasa, vamos, que no se debe, pero es que las comparaciones son tan odiosas que es inevitable hacerlas en casos tan indignantes como este.

La decadencia política, según Pedraz

Por eso, tampoco puedo dejar de comparar a este pobre hombre sin techo con los gallitos provocadores y violentos del 25-S que han sido puestos en libertad por el juez Pedraz. Según el juez de la Audiencia Nacional, archiva la causa por “la convenida decadencia de la denominada clase política”. Y yo me pregunto, ¿y qué tiene que ver la decadencia de nadie con que 8 insurrectos se líen a palos con otros tantos y viceversa? Si pegas, destruyes, rompes, acosas, agredes o lo que sea, tienes que pagarlo y punto. Ya está bien de tanto “perroflauta” consentido, igual que ya está bien de tanto político estafador. Estoy completamente a favor de las manifestaciones y del derecho a manifestarse del ciudadano pero sin violencia, sin agresiones y con ejemplo y educación. Siempre aprovechan los cuatro antisistemas de turno para meter bulla en una manifestación que pretende ser pacífica y al final termina liándose, y siempre ponen la excusa de que la policía tenía infiltrados que empiezan la pelea.

Pues miren, no, no me lo creo y se de buena tinta que no es así. Infiltrados hay, pero para controlar y velar por el bien del ciudadano, que esa es la misión de la policía. Pero si entre esos manifestantes también los hay que van ya dispuestos a dar leña, normal que la policía –a la que echan mano cuando tienen un problema- ponga orden ante un acto ilegal. Volviendo al indigente, por esta regla de tres, el juez que juzgue al “ladrón de papel” tendría que absolverlo porque él no tiene culpa de la clase política que tenemos que le ha llevado, por culpa de su gestión, a su situación precaria y a la necesidad de robar papel. No me extraña que sea la Justicia una de las instituciones peor valoradas de nuestra democracia.

Rosana Güiza Alcaide
rosanaguiza@extraconfidencial.com