Menú Portada
Atando cabos

El imperativo legal del señor Valderas

Mayo 9, 2012

Diego Valderas Sosa sigue siendo el líder de IU en Andalucía pero seguro que ahora le satisface mucho más ser el Vicepresidente de la Junta. La perla en el inicio de su mandato la dejo diciendo que “sólo por imperativo legal acatará la política de recortes y consolidación fiscal del Gobierno“. Bienvenido a la realidad señor Valderas.

Al margen del uso de un término quizá no demasiado apropiado y que viene utilizando históricamente Batasuna, lo que es evidente es que bajo el imperativo legal, o el imperativo de Rajoy, o el imperativo de la Unión Europea, o el imperativo que quiera escoger el señor Valderas, lo que tiene que hacer y hará es cumplir con el mandato. La respuesta se la dio el propio Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, diciendo que “me parece muy bien que obedezca por imperativo legal, lo importante es que cumpla“. Rajoy le recordó que él también “por imperativo legal” debe hacer muchas cosas, entre ellas la de cumplir con los acuerdos alcanzados por todos los países europeos.

Por imperativo legal también tendrá coche oficial, escolta, secretarias, y un aumento en su nómina

En cualquier caso, han pasado pocos días desde su nombramiento y ya se vislumbra una cierta transformación en don Diego que comienza por donde siempre empiezan los cambios en aquellos que en su trayectoria han hecho gala de formas un tanto extrañas. Se ha puesto el traje de vicepresidente y todos un poco más relativo. La corrupción, investigación de los eres, los sueldos de los diputados autonómicos, etc…Lo de acatar los recortes por “imperativo legal” es una forma como cualquier otra, aunque revestida de cierta aura, de escurrir el bulto y no asumir las responsabilidades que toca afrontar. Es en realidad una contradicción como una catedral. Yo lo hago, pero porque no tengo más remedio. De la misma manera que tendrá que despedir a gente de la Administración. Lo hará “por imperativo legal“, pero esas personas irán a la calle y él estará de vicepresidente. De la misma manera que obligado por el protocolo, es decir “por imperativo legal“, Valderas tendrá que desplazarse en coche oficial, llevar varios escoltas, tener a su disposición varias secretarias, y probablemente, ver aumentados sus emolumentos.

Se trata de criminalizar y demonizar al PP, esa es la premisa

Durante su intervención antes de ser elegido vicepresidente, Valderas quiso hacer oposición de la oposición andaluza. Una idea de por dónde irá su actuación de gobierno. No se refirió, faltaría más, al PSOE. Su nuevo socio al que ha acusado de corrupto durante años. Valderas habló de lucha de clases y de resistencia, desgranando su particular demonización del PP: “Ante la resistencia, la movilización y la contestación social, la respuesta del Gobierno del PP está siendo habitual: descrédito de las organizaciones sociales, sindicales; listas oscuras en las subdelegaciones de gobierno; respuesta autoritaria, represiva, y a veces la criminalización de todo lo que se mueve. Y, cómo no, de este Gobierno que empieza su andadura a partir de este momento“. Criminalizar al PP, esa es la premisa.

Javier Arenas respondió a los diferentes ataques socio-laborales de este modo: “En España hace 25 años se recortaron las pensiones, hace 25 años, y no fuimos nosotros; en la legislatura pasada se recortaron las pensiones, y no fuimos nosotros; en España en 1988 se pusieron en marcha los famosos contratos basura sin protección social, y no fuimos nosotros; en el año 1992 en España se recortaron las prestaciones por desempleo, y no fuimos nosotros; en enero de 1994 hubo otra huelga general, ésta le tocó al señor Griñán, y no fuimos nosotros; tuvimos que hacer el Pacto de Toledo porque la Seguridad Social estaba al borde de la quiebra, y no fuimos nosotros“.

Habrá que estar atentos a la evolución del vicepresidente de IU. Aunque eso sí, si algo no le gusta a alguien, que sepa que es “por imperativo legal“.

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio