Menú Portada
Atando cabos

El día después

Mayo 23, 2011

Se acabó. Toca retirada a los cuarteles generales de cada partido político para reflexionar, pensar que en lo sucedido y actuar de forma urgente porque en pocos meses tendremos elecciones generales. Ambas formaciones políticas, PP y PSOE tendrá que afinar su estrategia. La formación de Mariano Rajoy porque a pesar de haber obtenido los mejores resultados de su historia en unas elecciones municipales y autonómicas puede caer en la tentación de embriagarse demasiado con el éxito y llegar agotados a la meta de las generales. Y el PSOE porque tras la debacle se abre un proceso repleto de incógnitas, de sobresaltos y de examen de conciencia serio porque la traslación de estos resultados a unos comicios generales supondría el peor escenario posible para el PSOE.

En la noche electoral, José Luís Rodríguez Zapatero quiso ser el único en comparecer. No aparecieron por Ferraz ninguno de los dos supuestos candidatos a sucederle en el puesto, Carmen Chacón y Alfredo Pérez Rubalcaba. El vicepresidente del Gobierno tuvo la excusa perfecta por ser el responsable del Ejecutivo en ofrecer los datos oficiales desde el Palacio de Congresos de la Castellana, pero al terminar, al filo de las once y cuarto de la noche, prefirió marcharse precipitadamente. Carmen Chacón ni estuvo ni se le espero en ningún momento. Al día de hoy son los dos únicos candidatos no oficiales, pero sin duda, el resultado de las municipales y sobre todo de las autonómicas podrá hacer cambiar las cosas, o al menos se abrirá un debate interno para todos los gustos. El PSOE se encuentra en la tesitura de elegir un candidato para afrontar una derrota segura, o poner toda la carne en el asador e intentar movilizar el voto perdido. En el primer caso, muchos dudan que Alfredo Pérez Rubalcaba quiera sacrificarse, en el segundo caso ya hay dirigentes socialistas que se plantean la posibilidad muy poco probable que José Luis Rodríguez Zapatero decida concurrir de nuevo dando marcha atrás a su decisión anunciada.

La reflexión socialista: tocado el suelo, todo lo venga será mejor

La reacción del todavía secretario general de los socialistas tras conocer los resultados irá en consonancia con su actuación de Gobierno. Insistirá, es una decisión tomada, en que no habrá adelanto electoral. José Luís Rodríguez Zapatero se centrará desde hoy mismo y hasta el próximo mes de marzo en exhibir los pocos o muchos datos económicos y de empleo que se vayan produciendo y continuar explicando y aplicando reformas que tengan un efecto inmediato. La estrategia y reflexión socialista  la dejó entrever también el propio Zapatero. Los esfuerzos de la maquinaria política de Ferraz se centrarán en bendecir los nefastos resultados del 22 de marzo como la factura que ya se ha cobrado el electorado de izquierdas. Tocado el suelo, todo lo que venga será mejor, en ello confiará, al menos, José Luís Rodríguez Zapatero.


En la noche electoral, por cierto, muy pocos análisis o reflexiones sobre la influencia del movimiento de los “indignados” en el resultado electoral. Finalmente subió la participación en casi dos puntos porcentuales. Los partidos mayoritarios fueron nuevamente los más votados, el PP y el PSOE. Y el voto en blanco, aunque fue histórico, se situaba muy por debajo de lo esperado.

Juan de Dios Colmenero, Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero