Menú Portada
Mensaje en una botella

El despertar de la Fuerza

Diciembre 23, 2015
sanchez rajoy

El viernes pasado, coincidiendo con el final de la campaña electoral en España, se estrenaba en los cines El despertar de la Fuerza. El Episodio VII de Star Wars narra unos acontecimientos en los que están implicados varios de los protagonistas del Episodio VI, también llamado El retorno del jedi. La acción de la película recién estrenada transcurre 30 años después de lo que ocurría en el capítulo anterior de la saga, que llegó a las pantallas de cine en 1983. Es decir, respeta el tiempo que ha pasado entre uno y otro estreno.

El despertar de la Fuerza revitaliza notablemente el universo Star Wars porque ofrece un salto de calidad después de La amenaza fantasma (1999), El ataque de los clones (2002) y La venganza de los sith (2005). La película dirigida por J.J. Abrams contiene multitud de referencias a la que en 1977 inauguró la saga y supuso también la inauguración de una nueva era en la historia del cine. Abrams ha vuelto al origen para ofrecer la novedad. Igual que ocurre en la vida misma: a veces sólo es necesario conocer la historia para evitar los errores y repetir los aciertos.

La ventrílocua

El domingo pasado, coincidiendo con el éxito en taquilla de El despertar de la Fuerza, los votos de los españoles convertían el Congreso de los Diputados en una Cámara más dividida que nunca. Las cuentas no salen. Las fórmulas de gobernabilidad aplicadas durante la Democracia contemporánea no sirven para garantizar un Gobierno estable. Tal vez sea necesario volver al origen y ponerse de acuerdo en lo esencial.

El presidente del Gobierno en funciones va a recibir al secretario general del PSOE este miércoles en la Moncloa. El encuentro entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez puede servir para despejar el horizonte. Cuando sepamos si hay entendimiento entre ambos, sabremos si la película que se avecina será más parecida a El despertar de la Fuerza o alguna de las tres que la antecedieron en la fecha de estreno.

Menudo papelón para Pedro Sánchez, que desde el domingo por la noche parece estar luchando por dejar de parecer un muñeco de la ventrílocua Susana Díaz. La mujer que se atreve a decir públicamente a su líder lo que tiene que hacer es la misma mujer que ya no puede esconder su interés por liderar el PSOE. Es indudable que Díaz tiene carisma y defiende la unidad de España sin rodeos. ¿Pensarán eso mismo los militantes socialistas de su actual secretario general?

Sin disimulo

Cuando este mediodía se reúnan Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, el secretario general de Podemos contendrá la respiración. Pablo Iglesias sabe que un acuerdo a la alemana entre PP y PSOE le borraría la sonrisa de la cara. Al ser preguntado esta semana por una hipotética repetición de las elecciones, Iglesias sonreía sin disimulo y afirmaba: “Si los ciudadanos tienen que volver a votar, somos muy optimistas”.

Repetir las elecciones no sólo costaría más de 160 millones de euros. También costaría varios meses de ingobernabilidad, ya que no podrían convocarse nuevos comicios hasta marzo y luego habría que repetir el proceso constituyente del parlamento que viviremos este 13 de enero. Un Gobierno en funciones durante varios meses más no parece lo mejor para un país que intenta salir a flote en las aguas de la recuperación económica. Pero, comparándolo con otras alternativas, es posible que no sea tan malo. Feliz Navidad. Feliz ingobernabilidad.

Juan Diego Guerrero dirige Noticias Fin De Semana en Onda Cero

@juandiguerrero