Menú Portada
¡Qué fuerte!

El Chollo de Ángeles

Diciembre 8, 2011

Definitivamente, ser político es un chollo, bueno, menos para Toni Cantó, que ha renunciado a todos sus privilegios como diputado. En realidad también es un chollo ser marido de una infanta pero, centrándonos en los que mandan, pasan su vida política aprovechándose de todo lo que pueden. Y, pensándolo bien, si tuviéramos la oportunidad, también lo haríamos, así que no seamos hipócritas porque nadie rechaza un regalo, una invitación o cualquier tipo de mangazo.

Una cosa es esto y otra bien distinta es lo que está haciendo la ministra de Cultura en funciones, Ángeles González-Sinde. Resulta que la muchacha se está dedicando a enriquecerse culturalmente y está viajando por medio mundo. En octubre estuvo en Japón, Francia, Portugal, Méjico, Estados Unidos y ahora mismo está en Rusia. Así que, una de dos, o tenía muchos puntos en su tarjeta Iberia Plus o está aprovechando sus últimos días como ministra para hacer el viaje de sus sueños.

Aprovechando los últimos días a todo lujo

En Japón hizo muchas cosas: inauguraciones, apoyar industrias españolas, preparar el año de España allí que es dentro de unos tres años, eso sí, con séquito, hoteles de cinco estrellas y a todo lujo. Lo mismo que en el resto de países que está visitando. Además, como ya sabemos, no el gusta ir de cualquier manera vestida, no, tiene que ir a la última, divina de la muerte, porque ella lo vale, y es verdad que lo vale, porque mona es. Tiene que dar buena imagen, cierto es, pero tampoco hace falta que despilfarre porque,  ¿de dónde saca para tanto cómo destaca?

En estos momentos, Doña Ángeles se habrá levantado de su maravillosa cama, de su lujosa habitación, de su ostentoso hotel de cinco estrellas, de 1.180 euros la noche y de 70 metros cuadrados, con vistas a la Plaza Roja y a la Catedral de San Basilio de Moscú. Se habrá dado un maravilloso baño espumoso en su magnífica bañera de mármol  y habrá usado los cosméticos de alta gama que tiene a su disposición. No olvidemos que, todo este gasto público es a costa de las arcas del Estado. Este hermanamiento entre España y Rusia nos va a salir bastante caro, la verdad, sobre todo, teniendo en cuenta que el único acto que va a presenciar la Ministra en funciones va a ser el Ballet Nacional de España.

No está mal pasar a la historia de la política española como una de las ministras más atractivas, mejor vestidas en los actos oficiales, la Willy Fog del hemiciclo, la que no consiguió una ley con su nombre porque su propio partido la rechazó y por… bueno, algo es algo, hay otros de los que no se les recuerda ni el nombre. Todo esto, mientras los funcionarios sufren reducciones en sus nóminas y algunas instituciones culturales han tenido que ver cómo se reducían sus presupuestos en un 30%. Estarán deseando que vuelva de Moscú para que recoja su despacho, traspase su cartera y se vaya con la maleta llena de sus divinos vestidos.

Rosana Güiza

rguiza@extraconfidencial.com