Menú Portada
Otras opiniones

El baile de Víctor Janeiro provoca el enfado de Jesulín

Enero 28, 2010

José Antonio Canales Rivera es como el hijo pródigo que vuelve a casa. Allí le espera con los brazos abiertos José Luis Cazalla. Ya le apoderó hace años y ha querido el diestro que vuelva a regir sus destinos para la nueva temporada. Una sabia elección, pues Cazalla es como un padre para sus pupilos. Les aconseja sabiamente para que triunfen en lo profesional y no naufraguen en lo personal.
 
Lo cierto es que José Luis ya se ha especializado en apoderar a toreros mediáticos. No obstante, esta temporada tendrá que lidiar con la problemática familiar de José Antonio y Víctor. Ambos sufren en carne propia el ostracismo profesional de los suyos, pues ni los hermanos Rivera Ordóñez quieren torear con su primo, ni tampoco Jesulín con su hermano menor.
 

Unidos por el toro y los reality

Cuando Cayetano soltó amarras con Blanca Romero, buscó refugio en José Antonio. Fue gracias a su primo que dio rienda suelta a la pasión por el toro. Buenos tiempos que se fueron para no volver nunca más. Nada que ver con lo que vendría después. Historias de la Historia de supuestos vetos en las plazas. Tal parece que lo que sea para evitar compartir cartel. Se desconocen los motivos. ¿Quizás para no contrariar a Francisco Rivera? Quién sabe.
 
Todo indica que este año tampoco Víctor Janeiro podrá cumplir su sueño de medirse en el ruedo con su hermano mayor. Está próxima a celebrarse una corrida en Ubrique donde Jesulín se verá las caras con otros toreros. Una ocasión estupenda para coincidir con Víctor. Sin embargo, el menor de la casa se queda fuera. Y es que, al igual que en el caso de Canales Rivera con sus primos, la historia se repite.
 
Además de lo taurino, también comparten José Antonio y Víctor el gusto por los reality. Los dos participaron en “Supervivientes” y, paradojas de la vida, quedaron ganadores de sus respectivas ediciones. Por cierto, que el menor de los Janeiro en nada empieza su andadura en ¡Mira Quién Baila! La decisión no ha gustado a Jesulín por el hecho de que allí coincidirá con Belén Esteban. Cuentan que agarró un monumental cabreo cuando supo la buena nueva. Quizás ahora cambien las cosas, pues la rubia más mediática, a petición de su hija, está decidida a enterrar el hacha de guerra con su ex. De hecho, ni quiso estar presente en la entrevista que Playerito, el torero de 70 años que denunció que Jesús Janeiro había incumplido las promesas que le hizo, concedió a Sálvame Deluxe. ¿Cuánto durará la tregua? Conociendo a Belén, no demasiado.