Menú Portada
Atando cabos

El 23F hasta en la sopa y Bono encantado

Febrero 23, 2011

¿Alguien me puede explicar porqué se ha celebrado tanto el 30 aniversario del 23F?. ¿Alguien me puede explicar por qué no se hizo lo mismo en el 25 aniversario?, ¿O en el 20 aniversario? ¿O en todos los aniversarios que ha habido hasta el momento?

Llevamos una semana con actos nunca realizados, homenajes póstumos, fastos en el Congreso, reportajes en los medios de comunicación, entrevistas inéditas….Todos los medios -prensa, radio y televisión-, hemos sido poseídos por una especie de “elefante blanco” salvaje y cansino. Incluso hemos seguido a Tejero por el metro de Madrid, o hemos vigilado todos sus movimientos en la plácida localidad de Torre del Mar, donde se refugia desde hace años. 

No es solo un numero redondo

Es cierto que a todos se nos ponen los pelos de punta cuando escuchamos de nuevo aquello de “quieto todo el mundo”, o “apaga esa maquina o te mato”. Es cierto que nunca dejará de interesar que ocurrió realmente antes, durante o después del intento de golpe de Estado. De cómo, por ejemplo, y tal como se desprende del meticuloso libro de Jesús Palacios, todos los partidos políticos (incluido el PSOE), el Gobierno de entonces, el Ejercito y el propio Rey, habían coincidido en la necesidad de crear un Gobierno de concentración presidido por el General Armada. Todo es importante, interesante, histórico. Pero me resisto a creer que tanta celebración se debe sólo a que 30 años es un número redondo.

El primero que se puso al frente de esta celebración fue el presidente del Congreso, José Bono. A nadie se le escapa que el ex Presidente manchego disfruta con estas cosas como ninguno. Le gustan los honores, los recuerdos, estar al frente de la manifestación y el primero en la foto. Y si además le quedan pocos meses de Legislatura disfrutando de la presidencia de la Cámara Baja, y si de paso su protagonismo sirve para “otras cuestiones sucesorias” que nunca vienen mal, pues ya tenemos la primera razón de tales faustos. ¿Alguien recuerda si tuvo protagonismo el anterior Presidente del Congreso, Manuel Marín, cuando se celebraron los 25 años?

La gota que ha colmado el vaso

Por lo tanto, cuarto y mitad de egocentrismo y medio kilogramo de “cortina de humo”. Los 30 años del 23F coinciden con la mayor crisis económica de la historia democrática de nuestro país y con el incipiente debate sucesorio en el seno del PSOE.

La gota que ha colmado el vaso de esta vehemente celebración la protagonizaba el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Ha sido el remate final. Zapatero, rehuyendo una respuesta de Rajoy en la sesión de control del Congreso porque se celebra el 23F. Le preguntaba el líder de la oposición por qué España sigue estancada económicamente mientras el resto de la UE ya crece por encima del 1,7% de media. Le acusa Rajoy a Zapatero de ser un “lastre” para la economía española. Respuesta de Zapatero que dejó a todos asombrados: “Hoy no quiero responderle ni discutir con usted porque es 23F, hoy hace 30 años que hubo aquí dignidad y lucha por la libertad”. Mucho mejor hablar del 23F que de la situación económica del país.


Juan de Dios Colmenero, Jefe de Nacional de Onda Cero