Menú Portada
No me moverán

Economía: el círculo virtuoso

Abril 28, 2014

La semana pasada Fitch elevó la calificación del bono soberano español a BBB+. Eso significa que piensa que el tesoro español cada vez es más capaz de pagar su deuda a su vencimiento. El Gobierno espera que el próximo 23 otra Agencia de Calificación, Standar and Poor’s, lo haga también. Eso a pesar de que la deuda pública española se acerca peligrosamente al 100% del PIB. Pero no llegará a esa cuota, aunque todos los expertos lo aseguran ¿Por qué?

Porque el PIB crece. Eso hace que el porcentaje de la deuda disminuya aunque permanezca estable su valor absoluto. Y esa disminución produce la sensación de solvencia por parte del Estado español. Sensación de solvencia que reduce la percepción de riesgo de su deuda pública y, en consecuencia, los inversores en bonos soberanos españoles reducen el tipo de interés que pagan por él. De hecho son los más bajos desde hace muchos años, cercanos al 3%.

En los presupuestos de 2014 la carga por intereses superaba los 30.000 millones de euros. Pero ese cálculo se hizo con tipos de interés calculados el año pasado con una percepción distinta a la actual; entre otras cosas porque las calificaciones de las Agencias eran bajas. Con los nuevos tipos de interés, que disminuyen, se ahorrará casi 10.000 Millones respecto a lo presupuestado.

El círculo virtuoso económico

Con ese ahorro el déficit público se reducirá y, aunque fuera por esa única razón, bajará. Para España será más fácil cumplir el compromiso con la UE en déficit público. Eso reforzará la sensación de que el país responde a sus obligaciones. Entonces la inversión extranjera entrará en el país (de hecho ya está entrando).

Inversión que sube la circulación monetaria, aumenta el consumo y crea puestos de trabajo. La subida de liquidez en manos del público empuja el consumo y el ahorro. Factores que hacen crecer el PIB, lo están haciendo ya en un círculo virtuoso.

El Banco de España anunció que el trimestre pasado el PIB creció el 0,4%. Esa cifra multiplicada por cuatro trimestres daría un crecimiento superior al 1,6% (0,4 x 4 = 1,6%). Será más, porque el primer trimestre es, tradicionalmente, uno de los menos activos del año. Por eso la declaración del Ministro de Economía De Guindos, que anunció un aumento medio del PIB del 1,5% para los dos próximos años, a algunos les pareció demasiado cautelosa aunque la oposición la calificó de electoralista.

Pero con un riesgo político

Círculo virtuoso en el que parece haber entrado la economía española. Lo que nos debemos preguntar es si hay algo que puede romperlo. Y lo hay. La economía es sensible a la incertidumbre. Incertidumbre económica, política o social. La primera parece superada ¿Las otras?

Después de cómo los españoles han superado la crisis parece que la incertidumbre social está despejada. Ni el 26% de paro registrado ha desestabilizado la paz ciudadana. Por eso, ahora, en España, el riesgo es político. El Gobierno ha sido capaz de aguantar el reto económico ¿Será igual de eficaz en el político?

J. R. Pin Arboledas, profesor del IESE, Cátedra de Gobierno y Administración Pública