Menú Portada
No me moverán

Economía: bien. Desempleo: menos preocupante

Mayo 12, 2014

La economía va bien, bien. Los datos registrados en los Servicios Públicos de Empleo así lo indican. La bajada del desempleo en abril fue superior a 110.000; el aumento de afiliados a la Seguridad Social mayor de 150.000. Si se repiten en Mayo, se habrá disminuido el paro en más de medio millón de personas en un año. Siendo el desempleo la mayor lacra de nuestra economía estas son grandes noticias. Esperemos que se cumplan ¡Y son las menos favorables!

Las previsiones de crecimiento se disparan. Ya nadie pronostica menos del 1% del PIB para 2014. Ni los organismos internacionales más reticentes. Es más, hay quien -como yo- que apuntan que será cerca del 1,5%. Y para 2015 todos auguran más del 2%. La bolsa lo ratifica cerrando el viernes el IBEX cerca de 1.600 puntos. Con ello la Bolsa española se certifica como la más rentable del continente este año. Casi todos los componentes de ese índice selectivo estaban en verde: bancos, eléctricas, consumo… hasta las constructoras e inmobiliarias, las grandes perjudicadas de la crisis.

La prima de riesgo, gracias a las declaraciones de Draghi y las buenas previsiones internas, descendía por debajo de 145 puntos. El tipo de interés del bono soberano español a diez años bajaba del 2,9%. Eso empieza a suponer un ahorro tan considerable para la Hacienda Pública que puede permitir la rebaja de impuestos anunciada por el Gobierno para los presupuestos del año que viene.

Seguir la Reforma de la Administración Pública ¿Depende de las elecciones europeas?

¿Se puede pedir más? SI. Lo dicen los Expertos nacionales e internacionales. Deberían seguir las Reformas Estructurales ¿Cuáles? Fundamentalmente las de las Administraciones Públicas. Lo que pasa es que delante de un año electoral como el 2015 va a ser difícil.

Todo dependerá de las sensaciones que el Gobierno saque de las Elecciones Europeas. Si puede colegir que, a pesar de las dificultades de estos dos años, su electorado aún responde de manera suficiente, entonces continuará profundizando en ellas. Si no tiene esa sensación, entonces las tentaciones populistas le invadirán. Pero no es seguro que el Gobierno caiga en ellas.

Rajoy ha demostrado tener nervios de acero. Un amigo que habló con él esta semana me dijo que lo encontró tranquilo. Su razonamiento era que en breve los cambios macroeconómicos se reflejarán en el ánimo de los ciudadanos. Ya están empezando a reflejarse. El consumo sube y eso es una buena señal. La venta de coches se ha recuperado; la de electrodomésticos también; los desplazamientos del turismo doméstico en Semana Santa y los puentes, igual.

Un cálculo del desempleo no correcto políticamente

Pero el desempleo baja muy lentamente. A este paso tardará mucho en llegar a menos del 15% de paro oficial. La pregunta es si esa cifra es real para ser homologable con la de otros países ¿Habría que descontarle el paro FRICCIONAL (el necesario para que la economía fluya sin disparar la inflación) que en España es casi del 9%? ¿Habría que reducir en la EPA, además, la economía sumergida? Economía sumergida que se calcula en una cuarta parte del PIB; o sea que aproximadamente el 6% de los parados estarían trabajando en él.

En España los incentivos al “trabajo no oficial” -los salarios de inclusión social, la prestación y la subvención del desempleo y los impuestos excesivos- dificultan que ese “trabajo no oficial” emerja a la economía formal. Un ejemplo, en la vega baja de Murcia, la sede del calzado, se calcula que hay un 70% de economía subterránea.

Si se hacen estos cálculos, el desempleo preocupante quedaría en un 26 – 9 – 6 = 11%. Eso haría que, en grandes números, sobre 16,5 millones de población activa, el paro preocupante sería de 1,8 millones aproximadamente. Esta cuenta no es “políticamente correcta”. La izquierda se echará encima de quién la defienda. Ningún político se va a atrever a exponerla. Ni siquiera lo harán los expertos. Pero eso no quiere decir que no contenga algunas notas de realidad.

Desempleo menos preocupante a efectos electorales

¿Es por eso que Rajoy considerar que si reduce el desempleo en 800.000 personas de aquí a finales de 2015, como dijo la semana pasada, la situación estará en la buena senda? Quedaría sólo otro millón para emplear. En un escenario aún más optimista, pero plausible, si la economía crece más de lo previsto, la reducción oficial de desempleo sería de un millón y quedarían 800.000 por ocupar. El resto seguiría al recaudo de la economía sumergida, de la subvención al “trabajo no oficial”. Entonces el desempleo seguiría preocupando, pero menos, a efectos electorales.

J. R. Pin Arboledas. Profesor del IESE, Cátedra de Gobierno y Administración Pública