Menú Portada
A renglón seguido

Dos mil chinientos orientales

Mayo 10, 2016
Tiens

Siempre hubo un buen recogedor para un buen esparcidor. Al primer apartado se ha abonado, tanto de forma fortuita como provocada, nuestro país, debido al interés mostrado por los ciudadanos chinos, quienes nos sitúan en su punto de mira desde hace algún tiempo con intenciones monetarias bien distintas: la inversora (grupo Wanda), la defraudadora (Gao Ping) y la turística.

Este último apartado, que contribuye a batir cada año los récords de foránea afluencia y recaudación, excepto investigación en curso de la UDEF metiendo sus benditas narices en los fogones amarillos, es el que nos tiene un tanto estupefactos estos últimos días con la visita de varios centenares de curcumados orientales que tiñen nuestro doméstico paisaje de sonrisas de oreja a oreja vestida de tonos cerúleos para sorpresa de los lugareños.

Un acaudalado millonario chino, en representación de la multinacional Tiens, ha tenido la delicadeza de honrar a nuestras registradoras y arcas invitando a unas, suponemos, más que trabajadas y merecidas vacaciones a dos mil chinientos de sus trabajadores, que han inundado de forma conjunta las calles de Madrid y Barcelona con desplazamientos en grupo con visitas relámpago: un rayo de esperanza –sector servicios- para nuestra maltrecha economía.

La broma le va salir a Li Jinyuan por un pico en yuanes y un ojo de la cara en euros: unos 7 millones. La forma de abono de facturas quizá se haya establecido en billetes de quinientos, para ir desprendiéndose de ellos ahora que el B.C.E. ha acordado iniciar su supresión. Este medio de pago en formato morado siempre ha hecho mucho ruido a pesar de estar impreso en papel moneda, y pasará a mejor vida: continuando los pasos del malvado metonímico Bin Laden, que se fue a criar malvas.

Despliegue logístico

Además del Palacio Real y la parte noble monumental de Toledo esta gran familia oriental ha visitado la Sagrada Familia en su ajetreada estancia, que ha sido también aderezada con tentadoras e incitadoras visitas, para dar rienda suelta al caballo del desbocado consumo, al archiconocido Corte Inglés y la prestigiada la Roca Village. El despliegue logístico para atender las diversas necesidades del numeroso grupo: 20 aviones, 1650 habitaciones, 70 autobuses, cuatro AVE

Los chinos, algunos, están que se salen; no sólo porque llegará un momento en el que ya no quepan en su territorio, sino por su aceleración económica: a pesar de las alarmas sobre ralentización del crecimiento y cierto tono de recesión. El gigante chino del comercio electrónico Alibaba (la mayor entidad mundial de ventas al por menor) bate sus números en ventas multiplicándolas por tres.

El gobierno chino, para ir actualizando su imagen comunista de economía capitalista, pondrá fin al desfasado monopolio estatal (precio, producción y distribución) sobre la sal, que ejerce desde el siglo VII antes de nuestro Señor.

No sólo del pan, que hasta hace bien poco tiempo le había negado a los administrados, vive el hombre, y la economía de mercado va marcando las pautas en todos los frentes geográficos.

Paco de Domingo