Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :
A renglón seguido

Donald: Martes´s Chef (I)

Noviembre 15, 2016
trump

En la cadena trófica de la supervivencia acuática el pez grande siempre acaba comiéndose al chico. Por su parte, en tierra firme, un hortelano de pro, como el avezado burro, deviene en un abundante sialismo persiguiendo la zanahoria. No obstante, y contrariamente a lo que ocurrido en el PSOE –la chica ingiere al chico-, en los dominios continentales e insulares de EE.UU., el pez grande ha devorado a la chica. ¡Cómo ha cambiado el cuento!

Y hablando de animales, ya tenemos sobre la mesa al cuadragésimo quinto presidente de USA. Con una lacónica participación ciudadana del 57% el nuevo capitoste de las barras y estrellas le ha comido el picatoste con hilaridad a doña Hilaria, quien se queja amargamente del perjuicio infligido, entre otros, por el F.B.I. a sus aspiraciones de sucesora al inquilinato del edificio más famoso de Washington D.C.

A esta fiesta de peregrinación hacia la Meca del capitalismo se han unido un puñado de notables de estadios, de la escena y de los escenarios. Apoyando a los respectivos púgiles en la parte baja del cuadrilátero: Bruce ´primavera joven´ Springsteen, Beyoncé, Lebron James, Stevie Wonder –el de Don´t drive ´Trump´-… jaleando a H. Clinton. En el otro corner: Bruce Willis, Clinch ´madera del este´ Eastwood, Van Damme, el peso pesado Tysson… respaldando al combatiente ´Duck´.

El partido azul contra el partido colorado (paraguayo –Trump-): Demócratas frente a republicanos sobre el tablero de las ambiciones intentando darse jaque tirando de verbal santería dirigida a los poco más de  200 millones de peones que debían de mover ficha y decantarse por el rey o la reina: Donald o Daisy.

Gold Trump Blond

Pues bien, previamente a la “superluna” llena, la más cercana a la Tierra, del lunes 14 (´Moonday´), el crítico “supermartes” 8 (´Trumpday´) se deshojaba la margarita de la incertidumbre, y el grandote rubio con “zapatos” negros, ¿con los pies en el suelo?, ha dado un paso de gigante a sus setenta años, los que llevamos sin disfrutar del selénico espectáculo. Ha ganado sin trumpas ni cartón: con papeletas electorales.

Del black Obama power al gold Trump blond. A pesar de haber obtenido más votos, Hillary ha sido apeada inopinadamente del tren del triunfo. Paradójicamente, el partido colorado, que ha ganado con la gorra para que, junto al de la gorra roja, vivan de gorra unos cuatro mil nuevos cargos, no ha ganado en el estado de Colorado; sí, donde el Gran Cañón por el que discurre (transita) –no sabemos qué piensa Donald- el río que da nombre al territorio.

Algunos estados llamados bisagra le han dado a ´Billie´ Clinton con la puerta de la cocina en las narices, y ha tenido que coger el picaporte del adiós abandonando el plató del concurso. Una inesperada canana de fuego amigo proyectada a quemarropa sobre la silueta de la ambición, que, colmada de retortijones, ya descansa en paz.

Pennsylvania, Michigan y Wisconsin, estados tradicionalmente demócratas, se han convertido en traicionalmente republicanos aupando a Don ald Martes´s Chef.

Paco de Domingo