Menú Portada
Atando cabos

Demasiado reciente

Abril 15, 2012

Lo tenemos todo demasiado reciente. Las actitudes políticas. Esta semana se ha aprobado en el Congreso una de la Leyes, sin duda, más importante de las que viene aprobando el Gobierno desde el inicio de su gestión. La Estabilidad Presupuestaria. La que simple y llanamente dice que nadie puede, sobre todo en momentos de crisis, gastar más de lo que tiene. Para que no se repita la barbarie del pasado año, donde España se gastó 90.000 millones de euros más de lo previsto. Se acabó. Con esta Ley, aquella comunidad que incumpla será sancionada y posteriormente intervenida. Es necesario. Es el punto inicial para recuperar confianza.

Pues bien, a esta Ley se ha opuesto el PSOE. A mi juicio incomprensiblemente. Es como decir que al principal partido de la oposición, el otro gran partido que supuestamente le correspondería gobernar el algún momento, no quiere unas cuentas con equilibrio presupuestario. No quiere que las Comunidades Autónomas gasten más de lo que ingresan. En este caso particular estamos hablando además de una Ley que nace del pacto, nada menos que para reformar la Constitución, entre el ex-presidente Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

El NO por sistema, aunque no haya comicios a la vista

En todo caso, el vicio para desgracia del devenir de España es el decir casi siempre “no” solo por estar en la oposición. Error, grave error y enorme irresponsabilidad. Le pasó al PP en numerosas ocasiones, aunque precisamente sí pacto la reforma exprés de la Constitución que fue el canto de cisne de Zapatero. Pero la discrepancia es permanente y en todos los asuntos, como si sintieran ambos la necesidad de subrayar siempre sus diferencias no vaya a ser que haya elecciones, por sorpresa, cualquier mañana. Es asombroso esto último. Incluso en un momento donde no se disipan comicios a la vista, las formaciones políticas sólo piensan en clave electoral. El “no” por sistema.

Esta semana, el Gobierno ha elogiado la responsabilidad de algunos: “queremos poner en valor, -dijeron de los grupos parlamentarios que le han apoyado en la ley de estabilidad-. Que es una forma de lamentar la irresponsabilidad de quienes no lo han hecho. En mayo de 2010 el gobierno de entonces hizo exactamente lo mismo. Elogiar a CiU y atizarle al PP por irresponsable. Nadie mejor que el PSOE sabe lo fácil que le resulta a la oposición de turno rechazar todo lo que haga el gobierno ignorando que ahí fuera hay cosa llamada Unión Europea que obliga a aplicar la doctrina del déficit cero porque lo ha sufrido en carne propia.

Doctrina errónea, como dice hoy el New York Times, o acertada, como sostienen los primeros ministros europeos, pero está ahí y no es optativa, es de obligado cumplimiento. A la oposición siempre le queda el recurso de decir recortar es necesario, sí, pero el gobierno lo hace justo en lo que no debe. Fue el discurso de la oposición en 2010, cuando el PSOE calificó al PP de “partido del no a todo, el que siempre se opone y nunca arrima el hombro. Todo aquello que los socialistas reprocharon, en ocasiones con razón, a los populares en 2010 y 2011 es lo que está haciendo ellos ahora. Y también están diciendo lo mismo: que están deseando ayudar y que lo que debe hacer el gobierno es cambiar de política y hacerles caso. Lo tenemos todo demasiado reciente.

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio