Menú Portada
No me moverán

De restricciones autonómicas

Diciembre 29, 2009

Hablo con responsables de grandes superficies, incluidas tiendas especializadas como juguetes, bricolaje o menaje para el hogar. Explican que podrían ampliar el número de instalaciones; pero, las restricciones de algunas autonomías lo dificultan. Cuando se aprobaron los Estatutos de Autonomía se reparó poco en los efectos de las transferencias en comercio y urbanismo en la creación de barreras artificiales a la libertad de comercio. Parecía que se transferían sólo los procesos de inspección de calidad y la defensa del consumidor, pero había más.
 
Se dificulta la apertura en días de fiesta y la ampliación de horarios, incluidos los nocturnos, que crearían casi un millón de puestos de trabajo. Ambas medidas se restringen por la presión del pequeño comercio minorista, especialmente en ciertas Comunidades Autónomas. Es la contradicción del empresario pequeño que teme a la competencia de los grandes, cuando su supervivencia a largo plazo está en la cercanía de servicio, la especialidad y versatilidad de su oferta. Las defensas legales son pan para hoy y hambre para mañana. Obsérvese que el número de pequeños comercios que están cerrando por la crisis no deja de aumentar, a pesar de las restricciones autonómicas.
 

Destrucción de empleo

Las competencias urbanísticas llevadas con el mismo criterio dificultan la instalación de grandes superficies. No sólo dificultan la flexibilidad de horarios, consiguen, incluso, disuadir su instalación.
 
Lo curioso es que, en estos tiempos de gran desempleo, la eliminación de ambas restricciones supondrían, como he indicado, la creación de más de un millón de puestos de trabajo directos, más los temporales de obra y servicio para las nuevas instalaciones ¿Cuántos se destruirían? El cálculo es difícil, pero el balance seria positivo con seguridad. Por el bien de los ciudadanos, en ciertas actividades el jacobinismo-centralista es más eficiente que la descentralización política-administrativa.
 

José Ramón Pin Arboledas es director del EMBA-IESE