Menú Portada
No me moverán

De domingo a miércoles

Octubre 24, 2011

La agenda económica de la UE está cargada este inicio de semana. Empezó el pasado sábado por la noche, con cenas conminatorias, acabará el miércoles con el esperado acuerdo sobre: la utilización del Fondo de Rescate; la recapitalización de la banca europea; y la devaluación, parcial, de las deudas soberanas de los europaíses en dificultad.

Después de la introducción del euro el ciudadano empieza a ser muy consciente de que el Gobierno europeo le tiene que importar. Las decisiones de la Comisión, el Consejo de Gobierno, el Banco Central Europeo, o los dirigentes de los Estados más poderosos, las siente directamente en el bolsillo; el órgano más sensible de su anatomía de contribuyente. En breve veremos cómo se acuerda la “armonización fiscal” europea, lo que, por ejemplo, al español medio le supondrá: subir varios puntos el IVA, aumentar los tipos y retenciones del IRPF y reducir las indemnizaciones en caso de despido. 

La subida del IVA, inevitable

Subir el IVA es inevitable. El tipo medio europeo es el 21%, algunos países llegan al 25%, y España está en el 18% ¿Es sostenible cuando se sabe que no se va a conseguir el 6% de déficit público para el 2011 acordado con la UE? Los expertos más optimistas lo cifran en el 8% ¿Podrá el Presidente español mantener el IVA en el 18% en esas circunstancias? Puede echar la pelota al nuevo Gobierno, pero no puede eludir su responsabilidad en este inicio de semana. Bastante mal hizo convocando las elecciones tan tarde, lo que impidió tener unos presupuestos antes de inicio de 2012. Ahora no puede escurrir el bulto. El IVA se recauda pronto, el trimestre siguiente a su subida. Por eso anunciar el compromiso de su incremento tranquilizaría a los mercados y los socios europeos.

También puede anunciar medidas cómo las tomadas por el Ejecutivo portugués. Cortar la paga extraordinaria de Navidad de funcionarios y pensionistas. Unos cuantos miles de millones de euros que no saldrían de las arcas públicas. Eso aliviaría el déficit incluso del 2011. Como aliviaría el déficit del 2012 la subida de las retenciones con cargo al IRPF de los salarios de empleados por cuenta ajena o de los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades.

El jueves, la respuesta

¿Y la actividad económica? Si no se mantiene y crece no habrá impuestos y las medidas anteriores no serán muy eficaces. Ya lo han dicho los empresarios: para aumentar el PIB hay que reducir las indemnizaciones por despido y racionalizar los costes sociales del trabajo (seguridad social), haciéndolos proporcionales al salario, sin mínimos.

Ahora: ¿Que diría Pérez Rubalcaba, candidato del PSOE, si Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno psoecialista, anunciara acuerdos de ese tipo antes de las próximas elecciones generales del 20N reduciendo aún más sus posibilidades electorales? De domingo a miércoles ambos se debatirán entre los intereses electorales y los del Estado. El jueves la repuesta.

José Ramón Pin Arboledas es Profesor del IESE. Titular de la Cátedra de Gobierno y Liderazgo en la Administración Pública.