Menú Portada
Otras opiniones

Darek y Susana Uribarri: amor con mayúsculas

Marzo 4, 2010

Lo de Darek y Susana Uribarri empezó como una amistad que se transformó en amor. Fueron poco a poco. Pasaron meses hasta que se dieron cuenta de que estaban enamorados. Imposible luchar contra aquel maremoto de pasión. Ni quisieron ni tampoco pudieron resistirse. Son las cosas del querer.
 
Sobre la relación de esta pareja han corrido ríos de tinta. Dicen, comentan y rumorean sobre un cierto interés de fondo. Nada más lejos de la realidad, pues tan sólo hay que verlos para comprobar que lo suyo es amor con mayúsculas.
 
No hace demasiado que Darek y Susana se desplazaron a Tenerife. Ella tenía que trabajar como organizadora de un acto en el Iberostar Grand Hotel El Mirador. Mientras tanto, el modelo permanecía en la sombra procurando por su chica. Pequeños detalles que denotan que la manager es su gran amor.
 

Darek: sin rencores

En estos tiempos de crisis, el modelo se siente afortunado. Su agenda está a rebosar. Lo cierto es que está en un momento profesional excelente. No obstante, sabe lo que quiere. Ha dicho no a propuestas de lo más jugosas, económicamente hablando. Es habitual que le ofrezcan colaborar en programas rosas. Espejo Público o La Jaula han llamado a su puerta. Su respuesta siempre ha sido negativa.
 
Lejos de lo que muchos imaginan, Darek no guarda rencor a Ana Obregón. Es más, le está agradecido porque gracias a ella ha tenido la suerte de conocer el verdadero amor. Da por bien empleado todo lo vivido porque al final del camino ha encontrado a Susana. Dos relaciones bien diferentes. La de la actriz estuvo plagada de desencuentros. Discutían a menudo. Demasiado control. Nada que ver con lo que hoy disfruta junto a Uribarri. Se tratan de tú a tú y tienen un proyecto de vida en común.
 

Una vida dedicada al mundo del espectáculo

Las luces no le son ajenas a Susana Uribarri. Famosa desde la cuna, la manager siempre ha estado vinculada al mundo del espectáculo. En su juventud, trabajó como actriz. Después, daría un giro a su carrera y se trasladaría a Miami. Allí se convirtió en la mano derecha de Julio Iglesias. Dicen que el cantante tuvo un gran disgusto cuando Susana decidió regresar a España.
 
Poco le duró la tranquilidad a Susana, pues al poco de estar instalada en Madrid, Televisión Española llamó a su puerta para que ejerciera como Directora de Espacios Musicales y de Variedades. Un cargo de gran responsabilidad que cambió para enrolarse en Europroducciones. Después, volaría en solitario para montar su propia empresa dedicada al management.
 

La gran pregunta

En estos días son muchos los que se preguntan si Susana y Darek pasarán por la vicaría. Comentan que ya tienen apalabrada la exclusiva de su boda con una agencia. No es cierto, pues Uribarri tiene hilo directo con los directores del papel couché y no necesita de intermediarios.
 
No esconde Darek que le encantaría casarse con Susana. Sin embargo, la decisión ni mucho menos está tomada. Se trata de un tema muy serio que conviene meditar en profundidad. En esto, al igual que en todo, van poco a poco. Ni un paso en falso es su lema.
 
Por Joana Morillas