Menú Portada
¡Qué fuerte!

Cuando el político se pone a la altura del ciudadano

Junio 14, 2012

No soy persona de multitudes pero, de vez en cuando, me gusta pasear por el centro de Madrid. Bajo por Gran Vía, cojo la calle Montera, llego a la puerta del Sol y merodeo por los alrededores. Me fascina mirar a la gente y Madrid es ideal porque te da un anonimato extraordinario y porque hay cada espécimen digno de admiración. Hay una cosa que me ha llamado siempre bastante la atención.

En la calle del Correo, antes de encauzar hacia la calle de la Paz, hay una serie de coches con cristales ahumados y sus correspondientes chóferes. De repente, sale un personaje por una de las puertas laterales del emblemático edificio de la Comunidad de Madrid y se monta en uno de estos coches. Mi indignación supera mis propios limites . Si, porque me parece injusto que una persona que trabaja para nosotros y gana un sueldo gracias a nosotros tenga este tipo de privilegio.

Entonces es cuando me dan ganas de pararlos y decirles que cojan el autobús o el metro o se gasten de su bolsillo la gasolina y el coche, igual que hago yo para ir a trabajar o para moverme por la ciudad. Sin embargo, hay un motivo por el que alegrarse y creer en que todavía hay esperanza.

Menos diputados

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha propuesto modificar el Estatuto de Autonomía para reducir a la mitad el número de diputados. Pasarán de 129 a 65 y también se reducirá el sueldo de los políticos en un 10% y en un 3,3% el de los empleados públicos. No es que me alegre de que estas 64 personas pasen a engrosar la lista del paro, no, incluso puede que tengan otro trabajo además del político y sus vidas no vayan a pique. Tampoco me preocupa que se les baje el sueldo ya que hay quien ni si quiera lo tiene. Pero me produce cierto alivio ver como ya no sólo somos los tontos de turno, los mismos de siempre, los que sufrimos los recortes. Es tranquilizador ver que se toman medidas empezando por ellos mismos y dando ejemplo. La pena es que sólo es a nivel local y sólo se ha hecho en Madrid, cuando esto tenía que haberse hecho ya hace mucho tiempo y a nivel nacional. Pero bueno, algo es algo y por algo se empieza. A ver si ahora cunde el ejemplo entre el resto de políticos.

Rosana Güiza
rguiza@extraconfidencial.com