Menú Portada
No me moverán

Cuadro macroeconómico: hacer las maletas o a China

Marzo 5, 2012

El Cuadro Macroeconómico de 2012 es el avance de los Presupuestos: la previsión de crecimiento, del consumo y la inversión y por tanto también de los posibles impuestos. En base a este cálculo y al déficit publico que marca el Gobierno se establece el techo de gasto público total del país. A partir de ahí, se distribuyen en cascada los gastos en las diferentes administraciones públicas en un sistema conocido cómo de Top/Down (“De arriba hacia abajo”). Por eso es tan importante.

La semana pasada el Gobierno presentó el Cuadro Macroeconómico para 2012. Los medios de comunicación se fijaron, sobre todo, en el déficit público fijado, el 5,8% del PIB, en lugar del 4,4% acordado antes con la UE. Pero dice mucho más.

Decrecimiento de la economía en 2012
En el cuadro macroeconómico el Gobierno prevé que la economía decrecerá el 1,7%. Si en 2011 con un crecimiento positivo del PIB del 0,7% tuvimos una economía pésima y un aumento espectacular del paro, ya podemos suponer lo que nos espera. Lo que más nos preocupa a los españoles, el paro, subirá hasta el 24,3% de la población activa; es decir, cinco millones de desempleados registrados en los Servicios Públicos de Empleo: ya hay 4,7 o 6 según la EPA para final de año.

El Gobierno prevé que disminuirá el Consumo (-0,4%), el privado (-1,4%) y el público (-11,5%), y la inversión (-6,9%). Una única cifra positiva: la exportación (3,4%). La otra es la productividad por ocupado (2%). Algo esotérico; es decir, simple y que dice poco aunque parezca importante Es la mejora del cociente del PIB dividido por el número de ocupados. Un cálculo automático. El resumen, según el cuadro macroeconómico de 2012: mal la economía, mal el paro, mal el consumo y la inversión. Sólo se salva el mercado exterior ¿Qué hacer?

Las maletas

Ante esta situación dicen que un empresario le preguntó a otro: “¿Qué podemos hacer?” A lo que el aludido respondió: “Las maletas”. Con ello estaba afirmando lo que piensan muchas empresas que será su solución para 2012: vender e invertir fuera para sobrevivir con una economía doméstica en recesión.

Pero no es sólo un consejo para empresarios. Muchos estudiantes universitarios también tienen que tomárselo en serio. Lo mejor que pueden hacer en sus últimos años de carrera, si no lo han hecho antes, es aumentar sus conocimientos de idiomas. Si ya dominan el inglés empezar con otro idioma. Trabajar fuera es más probable que hacerlo en casa.

Mi alumno, a China

En el Executive MBA que dirijo en el IESE hay un semana final de estudio en CEIBS (China & European International Business School). Hace poco les pregunté por su viaje y uno de ellos me dijo: “No vuelvo”. Le pregunté: “¿Por qué?” Me contestó: “Mi empresa ha esperado a que acabase el Master para enviarme a dirigir las empresas de China. Me dijeron que, si quería, me fuese a Estados Unidos, a China o me quedase en Valencia, donde ahora trabajo, pero aquí mi futuro era incierto. Así que, por consejo del presidente de la Compañía me voy a China. Llevo dos meses estudiando mandarín”.

China no es la única opción pero a la vista de las realistas previsiones del Gobierno, que dijo que nunca engañaría en materia económica, las maletas son la solución para muchos: jóvenes, emprendedores, universitarios, empresas y hasta el propio Gobierno. Ahí tenemos a García Margallo haciendo las maletas todo el día y Rajoy que va a tener que alquilar un pisito en Bruselas y otro en Berlín.

J. R. Pin Arboledas es Profesor del IESE. Director del Executive MBA, Madrid.