Menú Portada
A renglón seguido

Con ellos llegó el escándalo

Septiembre 24, 2013

Nos deleitó a través de la gran pantalla en los años sesenta Robert Mitchum con un largometraje titulado Con Él Llegó El Escándalo, uno de los grandes éxitos cinematográficos en su dilatada carrera.

Bueno, pues ahora resulta, que el máximo responsable ó irresponsable, según el color del cristal con que se mire, de ACC, más conocido como Presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, ha decidido llevar a cabo –no del miedo ni del terror- un remake; en román paladino una especie de segunda parte que está pendiente de verse en la pantalla de la vida deportiva; y si malogra nuestro refranero, será tan buena como la primera.

En cartelera figuran un ciudadano británico y otro portugués, por quienes, para participar como coprotagonistas, la empresa blanca ha desembolsado la nada ficticia cantidad de 91 (2013) –Arsenal– y 96 (2009) –Manchester United– millones de euros respectivamente; sin duda los actores más caros de la historia de la histeria futbolística madridista. No cabe duda de que las empresas balompédicas del Reino Unido son expertas en la exportación. Un negocio en el que se sabe quiénes ganan, “lo que les da la gana”, y “lo que se les pone”. Así se engrasa la maquinaria de la libre circulación de ciudadanos y capitales por la U.E.

En el caso del primero, Bale, se da, o se vende –nunca se sabe-, la paradoja de que manifestó, que “hubiera fichado por el Madrid por un centavo”; es decir, que el club merengue se podría haber ahorrado la nada despreciable cantidad de 90.999.999 euros, evitando la posibilidad de que con Gareth se vaya al garete la tesorería del club blanco. Una de dos, o el regateador de calzón corto va de bocazas, o el club madridista no conoce el regate; pero el de despacho.

Apuntaba con el característico tino Don Machado aquello de: “Todo necio confunde valor y precio”. ¿Vale Bale el precio pagado por él?; ¿Encumbrará el galés con los goles a su equipo?; ¿Satisfarán a la afición blanca los tantos de quien tanto ha costado? Cierto es, que se espera rentabilizarlo, entre otros capítulos, con la venta de camisetas al precio de 86,51 €; hay que sudar la propia para poder comprar la ajena.

En el segundo caso, Cristiano acaba de renovar su contrato con la “Casa Blanca” de la Castellana hasta el año 2018. Durante cada día, con sus noches, del quinquenio el católico de Funchal ingresará en su cuenta nada corriente la eléctrica cantidad de 54.792 € en neto; no fuera a ser que en bruto provoque las mortales iras contra el “César” Pérez.

Es posible, que este mozo luso haya recuperado, por fin, la moneda de la alegría, perdida antaño, con los tristes billetes de hogaño. Además le es exigible, que se aprenda la letra de la humildad y la música de la prudencia, entonando a ritmo de fado la pieza de “La Bien Pagá” en boca de Carlos Cano; ¿usted lo espera?, yo no.

 
Paco de Domingo