Menú Portada
No me moverán

¿Comprar Bankia?: Sí

Diciembre 3, 2012

Hace meses publiqué en esta misma columna con el título de: ¡Pobres Bankiarios! Ese día fue de las más vistas. El argumento era simple. Los gestores de Caja Madrid, Bancaja,… (todo el aglomerado que construyó Bankia), habrían “engañado” a impositores, compradores de preferentes, accionistas, mercado, Banco de España como regulador, sus propios empleados, directivos y… hasta !a ellos mismos¡¿Por qué? Porque no eran banqueros, ni siquiera bancarios.

En el Consejo de Administración de algunas de las entidades fusionadas había incluso amas de casa. Una de ellas ha declarado que, aunque aseguró que no sabía nada de gestión, fue animada a tomar posesión del cargo que habían conseguido por sorteo. Muchos consejeros creían que su sillón era una sinecura por los servicios políticos prestados. Su labor era cobrar una jubilación dorada. Uno de los presidentes de esas Cajas se opuso a que le quitara el propio partido que lo había puesto, como si todo lo hubiera ganado por méritos profesionales; es el caso del Sr. Blesa. Otros, llegaron por haberse prestado a facilitar la investidura de su jefe político aceptando ser presidente autonómico interino. Ejemplo: el Sr. Olivas. Otros, llegaron al cargo gracias a una aureola de gestor que luego resulto un fiasco.

Así las cosas, con esa falta de profesionalidad, pasó lo que pasó. Todos perdieron. Los que más, los que confiaron en las falsas promesas de rentabilidad. Los compradores de acciones preferentes. Una triste historia.

De aficionados a profesionales de la Banca

Ahora las cosas están mal. Muy mal. La cotización de Bankia se desplomó el viernes, después de saber las condiciones impuestas por Bruselas para su rescate. Supondrá una fuerte reestructuración. Despidos masivos y cierre de oficinas. Pero, también, su supervivencia como Banco.

Dado ese supuesto, algo ha cambiado sustancialmente en Bankia. El equipo gestor es de profesionales. Goirigolzarri, Sevilla, Ortega… son banqueros que antes han sido bancarios. En su trayectoria profesional han pasado por todos los sitios necesarios para conocer palmo a palmo el negocio bancario. El retail, como se conoce en el argot profesional a la banca minorista, es abrir pequeñas cuentas, prestar pequeñas cantidades y, céntimo a céntimo, construir un beneficio diversificando mucho el riesgo. Eso lo saben hacer porque lo aprendieron desde abajo. Tácita a tácita, como decía el anuncio.

Un equipo que merece confianza profesional a medio plazo

Por eso, lo primero que han hecho es sanear la contabilidad. Decir la verdad de las pérdidas, sin ambages. Contar la realidad. Un banquero no vive de fantasías, debe pegarse al terreno. Por eso confío en su buen hacer. Aunque todos ellos tienen un buen pasar (diría el castizo), tienen motivación ética y profesional. También estoy seguro que quieren demostrarle a González, el todopoderoso presidente de BBVA, que se equivocó al prejubilarlos para acaparar poder; que eran unos grandes profesionales entregados eficaces y eficientes y que el segundo banco español perdió un gran activo al despedirlos. Su mayor satisfacción sería crecer en el mercado español.

Por estas razones, y porque la acción está barata, yo sí compraría acciones de Bankia en Bolsa. Un Banco es un conjunto de profesionales y su negocio se basa en la confianza hacia ellos. Ahora bien, el milagro no será rápido, se hará con esfuerzo y tiempo. Comprar ahora Bankia es una inversión rentable a medio plazo con cierta probabilidad y segura en el largo.

J. R. Pin Arboledas. Profesor del IESE, Director del Executive MBA, Madrid