Menú Portada
Atando cabos

Comienzan las elecciones más previsibles de los últimos años

Noviembre 3, 2011

Comienza el espectáculo. Comienza la campaña electoral con el resultado quizá más previsible de los últimos 11 años. No ha habido ni una sola encuesta en los últimos meses que otorgara una diferencia menor de 10 puntos del PP respecto al PSOE.  Presumible  victoria por tanto del PP, después de ocho años de Gobierno socialista, y derrota del PSOE casi al mismo nivel que en las elecciones del año 2000, en el que la formación socialista, entonces liderada por Joaquín Almunia, obtuvo su peor resultado desde el inicio de la democracia. Ahí está situado el suelo electoral del PSOE: 125 diputados. Y ahí está la barrera psicológica de Rubalcaba. Dan por hecho en la calle Ferraz que superan con creces ese resultado. No se atreven, todavía, a ofrecer una horquilla de representantes, pero los más optimistas hablan de entre 138 y 145 diputados. Un resultado que no les otorgaría la victoria, pero que impediría la mayoría absoluta del PP.  En este contexto falta por escuchar por boca del candidato socialista algo que siempre han dicho otros candidatos en anteriores comicios: que no gobernaran si no obtienen un voto más que sus adversarios. Es algo obvio, y más tratándose de elecciones generales, donde nunca ha ocurrido que gobierne un partido que no gana en las urnas por muchas alianzas posibles, pero siempre ha sido un gesto, el proclamarlo de cara a los votantes.

En esta ocasión, no sólo las encuestas, sino el estado de ánimo en los “cuarteles generales” del PP y PSOE coinciden. Los socialistas se fijan como horizonte el impedir la mayoría absoluta de los populares, y estos, no quieren lanzar las campanas al vuelo.   

 
El PP volcado en Cataluña y Andalucía

En la calle Génova saben que los resultados en Cataluña y Andalucía son los que inclinan la balanza. Son los dos territorios que más diputados aportan al Congreso de los Diputados, y el empeño sobre todo del PP hace que el diseño de la campaña popular este en función de estas dos comunidades. Hasta 8 actos con la máxima presencia de líderes tiene previsto realizar el PP en Cataluña y Andalucía. Además,  Mariano Rajoy ha elegido Barcelona para iniciar su campaña. La primera vez en la historia de este partido que elige Cataluña para el inicio. Las encuestas publicadas hablan de la posibilidad de convertirse en segunda fuerza política, por encima de CIU, algo que sería todo un record para Mariano Rajoy.  

El PSOE busca el voto nostálgico del PSOE de Felipe González 

Y en el PSOE, a por todas con el regreso al futuro del expresidente del Gobierno, Felipe González. Ya ha participado en 6 actos de precampaña y en Ferraz lo quieren para otros 3 actos centrales de campaña. El recurso al felipismo. Al voto de siempre. En Andalucía y también en Cataluña. Es el penúltimo cartucho de los socialistas en esta campaña con escasa emoción. El candidato y su presidente de toda la vida, Felipe González en busca del voto nostálgico. Como espectador de casi todo, el todavía Presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien por cierto le han reservado sólo un acto de campaña junto al candidato Rubalcaba. La imagen de los dos de la que ha huido en todo el actual equipo de campaña socialista.