Menú Portada
Mensaje en una botella

Cataluña me pone

Noviembre 18, 2010

Las Juventudes Socialistas de Cataluña comparan el acto de votar con un orgasmo y la liberal Montserrat Nebrera sale cubierta con una toalla después de un recital de jadeos. Mientras el frío se apodera de los catalanes, la campaña electoral hace subir la temperatura en Cataluña. Seguramente lo agradecerán algunos habitantes de la comunidad autónoma que va a decidir su futuro político la semana que viene. Pero, ¿serán muchos o pocos esos habitantes?

El sexo es tan antiguo como la humanidad y nada novedoso en nuestras vidas. Pero el empleo de vídeos electorales con un innegable contenido sexual es más novedoso entre nosotros. Cualquiera de estos vídeos consigue un resultado indiscutible: captar la atención de un votante potencial. El objetivo de atraer el interés del espectador durante unos minutos está garantizado. Otra cosa es que el espectador decida votar a ése o a otro partido político.

En pelotas

A estos vídeos calientes podemos sumar el vídeo nudista de Albert Rivera, que ya en las anteriores elecciones catalanas se promocionó en pelotas para llamar la atención. Rivera logró un éxito sonado al entrar en el Parlament partiendo de la nada y sin apenas presupuesto. En esta nueva convocatoria electoral pretende repetir el éxito y ha vuelto a aparecer en cueros. ¿Querrá esto decir que quienes ahora pasan del desnudo directamente al placer venéreo aspiran a salirse (a salirse en cuanto a resultado electoral) y arrasar en estas elecciones?

Nunca unos jadeos, una toalla o una bolsa escrotal bailona han podido tanto. Porque el poder de estos vídeos es tal que han conseguido que los mensajes de los programas electorales hayan quedado relegados a un segundo plano. El primer plano ha sido para los artítifices de estos vídeos de pseudoporno casero o de erotismo docimiciliario. Pero no importa porque ahora se llevan los reality shows.
Kim Basinger y Mickey Rourke 

Cataluña me pone. Los catalanes han sabido recibir estos mensajes. Ahora toca digerirlos. La semana que viene tomarán la decisión de dar su apoyo al candidato que más les guste. Podemos decir que el futuro presidente de la Generalitat habrá ganado después de una dura batalla que ha reducido la película Nueve semanas y media a una mojigatería de adolescentes

Kim Basinger y Mickey Rourke no podrían vivir en Cataluña. Ambos actores parecerían unos horteras de bolera, unos blandengues de cuidado, unos pipiolos más propios del vídeo de Amo a Laura que de un vídeo electoral del 28-N. En Cataluña hacen falta candidatos con mucha decisión y poca ropa. Que gane el mejor.


Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

jdguerrero@extraconfidencial.com