Menú Portada
Mensaje en una botella

Calvos y maricas

Abril 22, 2010

Europa es un armario y todos vamos a salir de él. Los varones europeos somos homosexuales porque comemos pollos alimentados con hormonas femeninas. Pero es que Europa es también una enorme cabeza convertida en un erial. Los varones europeos no tenemos un pelo de tontos. Ni de listos… porque no tenemos un pelo: somos calvos porque comemos alimentos transgénicos. Y los que aún no son calvos, van a serlo antes de los próximos 50 años.

Tan apabullantes conclusiones forman parte del último sermón de Evo Morales, que ha logrado hacer amigos en Europa a la velocidad de la banda ancha más eficaz. Los cimientos del viejo continente tiemblan. De acuerdo con el pronóstico del presidente de Bolivia, la población masculina es mayoritariamente homosexual y alopécica.

¡Fuera los desviados!

Morales estima que comer pollo propaga la homosexualidad, que él considera una “desviación”. ¡Fuera los desviados! ¡Abajo los invertidos! Esta enfermedad de difícil o imposible curación se extiende como la peor plaga del siglo XXI. ¿Qué hacer? ¿Pastillas contra la desviación? ¿Ingesta intensiva de pollos alimentados con hormonas masculinas? ¿Correríamos peligro, en este último caso, de generar una prole de machos muy machos que nos devolverían la fe en la masculinidad pero que asustarían por su exceso de testosterona?

La calvicie es otra cosa. Si todos los europeos vamos a ser calvos dentro de 50 años, ¿qué sentido tiene perpetuar los negocios familiares de peluquería? O, ¿para qué van a seguir invirtiendo las empresas cosméticas en nuevos champús o en tintes para caballeros? Este hombre de pelo bien arraigado en el cogote ha hecho mucho daño al siempre pujante sector de la belleza masculina.

La humanidad asiste atónita a este anuncio apocalíptico. La Tierra se llena de calvos y maricas. Y mientras tanto, los pollos siguen engordando en las granjas para acabar siendo engullidos por hombres que se desvían del recto camino de la heterosexualidad y del estético aspecto que siempre ofrece un varón peludo. ¿Qué será de la hombría? ¿Adónde irá a parar la pelambrera?

Cristiano Ronaldo

Si usted cree ser heterosexual, hoy mismo puede comenzar a apreciar ciertos cambios en su forma de ser. Cristiano Ronaldo le pondrá caliente casi a la misma velocidad con la que el suelo de su cuarto de baño se llenará de esos cabellos que habrán dejado de pertenecerle. “¡Maldita sea! Nunca debí tomar ese segundo muslo de pollo en la comida”.

Evo Morales ha sembrado el desconcierto, ha hecho cundir el pánico y ha creado tal inquietud en Europa que muchos estarán pensando en cambiar de continente. Menos mal que Eurocontrol (ese organismo del que nada sabía hasta hace unos días la mayoría y que ahora está en la boca de todos) ya permite que despeguen todos los vuelos programados. Menos mal que podemos subir a un avión y perdernos rumbo a la India o a la China Popular que tanto gusta a Carod Rovira.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

jdguerrero@extraconfidencial.com