Menú Portada
Atando cabos

Cabezas de hormiga

Julio 28, 2013

Las cabezas de caballo que Bárcenas fue meticulosamente colocando desde que la Justicia descubrió sus cuentas en Suiza se están tornando cada vez más en cabezas de hormiga repletas de incoherencias e incongruencias propias de quien ha estado engañando durante años a su propio partido ocultando su patrimonio sin declarar. A la desesperada el ex tesorero, de momento, la única manta de la que ha tirado es de la del Soto del Real. Con independencia de las necesarias y urgentes explicaciones que debe dar el Presidente del Gobierno, lo cierto es que la última declaración de Bárcenas ante el juez está repleta de contradicciones y descarta ahora que cualquier pago recibido de empresas llevara consigo adjudicaciones de tipo alguno.

Confuso, ambiguo y dubitativo. Cuando se le preguntó, por ejemplo, si reconocía como auténticos los mensajes al móvil que supuestamente se habría intercambiado con el Presidente del Gobierno, irrelevantes desde el punto de vista penal, dijo que no lee la prensa “en estos momentos”. Fue un poco más adelante de la declaración cuando aseguró que “le suenan esos mensajes publicados”, pero que él no se los ha hecho llegar a ese diario.

La enemistad con Cospedal

Una de las incoherencias más llamativas de todo lo que dice y dejó manuscrito Bárcenas es lo relativo a la actual secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal. Fue precisamente cuando llegó Cospedal a Génova cuando decidió prescindir del ex tesorero. Fue una de sus primeras decisiones. Luego las diferencias internas le obligaron a espaciar en el tiempo la decisión tomada y errar a la hora de explicar y comunicar esa decisión. Pero fue llamativo que el propio Bárcenas relató ante el juez una reunión en marzo de 2010 a la que asistieron con él, su mujer, Javier Arenas y Mariano Rajoy. En ella Bárcenas trasmite a Rajoy que está indignado con Cospedal por el continuo “acoso” al que le está sometiendo. ¿Y es precisamente en 2010 con esa relación tan deteriorada y ya imputado, cuando Cospedal acepta un sobre en mano de él?

Curiosamente los únicos pagos del propio ex tesorero. Apuntó al juez que él nunca entregó ningún sobre a los dirigentes del PP salvo a Rajoy y Cospedal, casualmente los que hoy están en primera línea política. De las demás entregas se hacía cargo Lapuerta.

El juez tendrá que decidir sobre la documentación entregada y sobre la nueva declaración de Bárcenas distinta a las anteriores, y previsiblemente diferente a la siguiente. Ha cambiado hasta cuatro veces su versión. Pero si todo lo que tenía Bárcenas es lo que ya ha entregado al juez, la munición es de fogueo. Y si le queda algo por sacar la credibilidad será nula por no habérsela entregado en tiempo y forma al juez. El tiempo, no demasiado, pondrá a cada uno en su sitio.

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio