Menú Portada
¡Qué fuerte!

Benzema, el galáctico estrellado

Febrero 28, 2013

El jugador del Real Madrid, Karim Benzema, es experto en liarla, pero no en el campo de fútbol, si no en la carretera. Hace unos días, fue cazado conduciendo a 216 kilómetros por hora en la M40 de Madrid, cuando la velocidad permitida es de 100 kilómetros por hora. Pero no es la primera vez que el jugador de fútbol tiene problemas con los coches; ha tenido algún altercado ya en la urbanización en la que vive, también ha estrellado un Audi Q7 contra una valla y un árbol. En Madagascar se vio implicado en otro accidente con otro coche de gran cilindrada cuando volvía de juerga a las 6.00 de la mañana. Y el último, en junio de 2011, Benzema fue multado por la policía local de Ibiza por conducción temeraria de un Porsche mientras realizaba carreras ilegales por la ciudad y maniobras temerarias en las proximidades del puerto ibicenco. Entonces se le multó con 250 euros, que pagó en el acto, como si nada. Aunque el mayor escándalo que Benzema tiene a sus espaldas no está relacionado con los coches sino con las mujeres. Al parecer, en mayo de 2008, recurrió, presuntamente, a los servicios sexuales de una joven que todavía no había cumplido 18 años, por lo que será juzgado el próximo mes de junio en París acusado de un presunto delito de prostitución de menores. Una joyita el Benzema este.

Ídolos de barro

Y una pena también porque estos jugadores son idealizados por muchos jóvenes que quieren seguir sus pasos y ser como ellos y, la verdad, este tipo no es un ejemplo a seguir. Verse con dinero, jugando en uno de los mejores equipos de fútbol del mundo y aclamado por millones de personas hace que estos niñatos se crean dioses y reyes del mundo. Tienen dinero de sobra para pagar cualquier multa pero, en este caso también se enfrenta a una pena de cárcel, a la que usted y yo iríamos sin dudarlos por no ser jugadores del Real Madrid.

Lo que no termino de entender es qué tiene que ver aquí el club de fútbol. Enseguida han saltado comentarios en contra del Real Madrid y las redes sociales se han llenado de seguidores de otros equipos pidiendo a los fans del Real Madrid humildad y no se qué tonterías mas. Lo que Benzema haga en su vida personal no tiene nada que ver con el Real Madrid, al igual que lo que cualquier ciudadano haga en su vida privada no tiene que ver con la empresa en la que trabaje. Si es verdad que da mala imagen a esa empresa, en este caso al club, pero los ataques a la honra, la humildad y la honestidad del madridismo y de los madridistas son incomprensibles. Benzema será juzgado en un juicio rápido y ojalá lo sea como un ciudadano más, sin distinción ni favoritismos, sobre todo para dar ejemplo a todos esos adolescentes de lo que no se debe hacer. A veces los mitos caen por si solos y sus acciones los ponen en su sitio, en lo que son, y no galácticos precisamente.   

Rosana Güiza Alcaide