Menú Portada
Mensaje en una botella

Bendita Democracia

Mayo 19, 2011

Si no hubiera Democracia en España, los concentrados en la Puerta del Sol habrían recibido una somanta de palos en la primera noche de protesta y sus derechos sólo habrían existido en sus propios sueños. Probablemente seguirían en un edificio situado en la Puerta del Sol: el que ahora alberga la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Pero con una pequeña diferencia: estarían en los calabozos que antaño albergaba ese mismo edificio.

Quien dice antaño, dice durante la dictadura franquista, cuando en aquel inmueble se encontraba la Dirección General de Seguridad (DGS). Cuenta la leyenda, y cuentan algunos que ya son leyenda, que siempre sabías cuándo entrabas en la DGS pero nunca sabías cuándo saldrías de allí. Quiero decir con esto que el movimiento de los indignados tiene motivos para la protesta. Faltaría más. Toda reivindicación ha de ser oída en Democracia. Pero también quiero decir que la Democracia es precisamente la que permite oir reivindicaciones para que los políticos tomen nota del clamor del pueblo.

Indignáos

La reivindicación es justa. Tan justa como la injusticia de los cinco millones de parados que hay en España. El libro Indignáos de Stèphane Hessel es la mecha que ha prendido esta protesta social. Hessel recuerda su pasado en la resistencia contra los nazis y apela al espíritu de esos años para protestar contra las imperfecciones de las Democracias occidentales.

El libro “es una llamada a los sentimientos, que siempre es más fácil que hacer una exposición de argumentos”, según el filósofo José Antonio Marina. Pero, según Marina, “en algún momento hay que exponer una argumentación porque, de lo contrario, los indignados que se han unido acaban separándose”. Es decir, que sería bueno ir concretando por parte de los seguidores de ¡Democracia real ya!

¿Cuáles son las reivindicaciones exactas? ¿Qué es lo que debería cambiar en nuestro sistema político para que los seguidores de la protesta consideraran que ya se ha transformado en una Democracia real? El cambio de la Ley Electoral, para que el reparto de escaños sea proporcional al número de votos o para que todas las listas sean abiertas, parece justo. Falta por conocer en detalle otras propuestas, pero en cualquier caso será bueno para la Democracia.

Con mayúscula

Habrán observado que escribo Democracia con mayúscula inicial. Es mi forma de manifestar el aprecio que siento por ella. Aunque sólo sea porque la palabra Democracia nace de la unión de los sustantivos griegos démos (pueblo) y krátos (poder). Me gusta la idea de mejorar la Democracia. Pero desde dentro, no desde fuera. La Democracia es una conquista. Merece la pena mejorarla para no echarla a perder. Francamente me inquietan las comparaciones entre el movimiento social desencadenado en España y el que se produjo en Egipto. ¿Es comparable la Democracia española con el régimen del derrocado Hosni Mubarak?

Viene a cuento recordar lo que dejó por escrito la Democracia estadounidense (que nos da unas cuantas vueltas) en su Declaración de Independencia de 1776: “Cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, dirigida invariablemente al mismo objetivo, evidencie el designio de someter al pueblo a un despotismo absoluto; es su derecho, es su deber derrocar ese gobierno y proveer de nuevas salvaguardas para su futura seguridad”. ¿Vivimos en España un despotismo absoluto? La duda ofende.

El domingo iré a votar. Como he hecho siempre desde que tengo derecho a depositar mi papeleta en la urna. Les confieso que me emociono cada vez que voy a votar. Aunque sólo sea porque me acuerdo de quienes han muerto en este país sin saber lo que es poder votar, poder participar, poder formar parte de una Democracia. El voto no es obligatorio. El respeto a todos, (me refiero breve pero intensamente a las agresiones físicas y verbales contra periodistas de Antena 3, COPE, Efe, Intereconomía o Telemadrid). Y cuando respetas al que no está de acuerdo contigo, es cuando mejor demuestras lo que es la Democracia real. Bendita Democracia.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

jdguerrero@extraconfidencial.com