Menú Portada
Otras opiniones

Belén Esteban y Pacó Marsó: al banquillo de los acusados

Mayo 20, 2010

Corren paralelos los universos de Belén Esteban y Paco Marsó. Dos personajes de lo más mediático que en nada se sentarán en el banquillo. La rubia tendrá que responder por la denuncia que sobre presuntas amenazas y traiciones le ha interpuesto Juan Julián Ortega, más conocido como el vecino traidor.

Aunque en un principio la Esteban se tomó a broma el hecho de que su vecino fuera a demandarla, lo cierto es que éste no ha perdido el tiempo. Juan Julián se puso manos a la obra y contrató los servicios de Ignacio Toledano, uno de los letrados favoritos de los famosos por su alto índice de éxitos.

<u>Cuidadito, ¿vale?

En el escrito que Toledano presentó en el Juzgado se hace constar que Belén ha incurrido en cinco amenazas directas contra su vecino. Y para muestra un botón: “Cuidadito.. habla de ti y de tu familia, pero cuidado… No hablemos de nada, no hablemos de nada que estás casado…”.

No contenta con lo anterior, la Esteban se dio el gusto de recomendar que nadie se acercara por el negocio de fotografía que regenta Juan Julián: “Y lo que tienen que hacer es no llevar ni un carrete a esta tienda, ni uno…”.

Belén y Marsó: al banquillo

De momento, Belén asegura que no ha recibido comunicación legal alguna por parte de su vecino. Sin embargo, lo cierto es que tendrá que sentarse en el banquillo el próximo día uno de junio. Ni que decir tiene que esta noticia va a amargarle la primera parte de sus vacaciones, pues tiene previsto disfrutar de todo un mes de descanso.

Otro que tendrá que darse una vuelta por los juzgados es Paco Marsó. Y es que la madre de su hija menor ha iniciado contra él demanda contenciosa para la regulación de las relaciones paterno filiales. La cubana va a por todas y de ahí que haya escogido para su defensa a Cynthia Ruiz. La abogada responsable de que la Cantudo recuperara su honor en los tribunales y 400.000 euros en concepto de indemnización.


Paco pide dinero a Diosi para sus gastos

Diosi, que así se llama la ex pareja de Marsó, asegura que su situación es muy complicada, ya que se encuentra en España sin permiso de trabajo ni residencia, lo que le obliga a regresar a Cuba para regularizar su situación. Sin embargo, antes de partir, desea arreglar las cosas con Paco.

En el escrito presentado por Cynthia Ruiz se solicita una pensión de 700 euros y se estipula un régimen de visitas para la pequeña. Diosi espera que Marsó haga frente a sus responsabilidades, aunque tiene sus dudas. Y es que, según ella, lejos de abonarle cantidad alguna para la hija que tienen en común, Paco le pide dinero para sus gastos.

 

Lo cierto es que Diosi está muy dolida con algunas informaciones que señalan que Paco Marsó va a pedir las pruebas correspondientes que demuestren que él es el padre de la pequeña Gabriela. Y es que la cubana no entiende cómo el empresario puede hacerle tal cosa cuando en su día reconoció a la niña, a todos los efectos inscrita como hija de ambos. Sin duda, un auténtico disparate.

EXTRACONFIDENCIAL

Hay quien barrunta que durante sus vacaciones la famosa aprovechará para someterse a un tratamiento de fertilidad… De piedra se quedaron los policías cuando comprobaron que la víctima del accidente de coche era un miembro de la realeza y una atractiva señorita que no era su esposa. Bebieron más de la cuenta y se estamparon a medianoche… El cantante es tan celoso de su éxito que le ha prohibido a su hijo que se dedique a cualquier actividad relacionada con el artisteo…

 

Por Joana Morillas