Menú Portada
A renglón seguido

Bárcenas y comidas

Febrero 11, 2013

Hasta hace poco tiempo, se decía, desde el exterior, que África empezaba al sur de los Pirineos; es decir, que éramos los más septentrionales del continente que albergó al campeón de los desplazamientos por ríos y lianas –Tarzán-, y que tenía por aliado a uno de nuestros antepasados más próximos –Chita-. Pues bien, queda demostrado, que este sofisma geográfico nunca prosperó, pero la cosa no parece haber mejorado metafóricamente, ya que las cosas no dejan de ir de Mali en peor, a juzgar por la rabiosa y perruna actualidad.

En los últimos días, la calle más frecuentada por rebajas de credibilidad es Génova, que se encuentra mucho más cerca de lo que los mapas geopolíticos italianos señalan. En ella se encuentra el nido de unos presuntos pájaros “gaviotiformes” de mucho cuidado; algunos de muy altos vuelos, sobre los que sobrevuela –miembros del Partido Popular- la sospecha de haber sido seducidos por el cariño que siempre procura la ternura del dinero y que enamora tanto o más que la fruta prohibida de los paraísos fiscales terrenales.

Parece que desde hace tiempo se había creado un servicio de catering bajo la razón social de “Bárcenas”, donde se dispensaba todo tipo de comidas para las insaciables tragaderas de algunos comensales –o no- del partido del gobierno. El ex-senador por Cantabria se lo guisaba y se lo comía él solito; bueno, o en compañía de otros, lo que está por ¿demostrar?

Esta vez el dinero no se ha evaporado, mientras hierve en la olla del descrédito de algunos miembros del partido azul.  Miembras y miembros como Ana Mato y su ex-colchonero Sepúlveda se sacuden por separado como buenos enemigos –son pareja de hechos  pero  ya  no   de  derecho- las  migas  del  mantel  de  la  posible  implicación,  como  comensales del desaguisado servido en sobres sobre las encimeras del cuartel general. Nuestro primer ministro Brey ejerce de alto cargo de la ONCE, al mirar, sin ver, para otro lado. Mariano, ¿es “genovés” lo que pasa?; ¿es “genovás” a dar la cara?

Sito Bárcenas, ex-tesorero del P.P., atesora en Suiza la helvética cantidad de 22 millones de euros sin conocerse su génesis. Tiene nombre de razón social de empresa de mudanzas. Este veterano emprendedor ha facturado bien empaquetados los enseres dinerarios, dándoles cobijo en la ciudad  de Ginebra, donde invernan y veranean los grandes capitales; aunque sean provincianos, del barrio de Salamanca, o de la calle Serrano.

Uno, vástago de emigrantes, acredita, que sus progenitores blanquearon su negro presente de los años sesenta a base de esfuerzo laboral en el país de la precisión relojera, pagando a la hora en punto sus impuestos durante doce fríos años. Entretanto, otros buscan la lejía de la amnistía fiscal bañándose en la pureza del “no me consta” o “todo es falso menos algunas cosas”, para sacudirse la huella del hollín del dinero negro que tanto tizna su imagen.

Me encomiendo a la troika de: la banca suiza, la Agencia Tributaria y la justicia hispana.

Paco de Domingo